Óptica Calvo

martes, 5 de julio de 2011

Las clases de recuperación del verano - III.

Parte I - Publicada el miércoles, 29/06/2011.
Parte II - Publicada el viernes, 01/07/2011.

Amapola volvió a llamar por teléfono a casa dos veces más, en ambas seguí sin querer hablar con ella. En la primera, mi madre dijo que estaba haciendo aguas mayores, y que por falta de fibra en la dieta, llevaba para largo; en la otra, Amapola no dió tiempo a que mi madre se inventara algo, JAAAAAAAA, mi madre, ¡qué gran mujer!

En aquella época existían en España unos aparatos, que situados en la calle, servían para llamar por teléfono, ¡ohhhhh!, ¡las famosas cabinas telefónicas!, ahora ya desaparecidas. Yo tenía 4 al lado de mi casa, en la esquina de C/. Bécquer con C/. Juan Ramón Jiménez. Eché monedas hasta ver en el visor el número 100, marqué el teléfono de Amapola y esperé.

- Voz al otro lado.- ¿Dígame?

- Yo.- ¿Está Amapola?

- Voz al otro lado.- Un momento... (era su madre, la cual pensaba que teníamos una historia).

- Amapola.- ¡¡Miguelillo!!

- Yo.- ¡Joder!, ¡la de veces qué te habre dicho que no quiero que me llames así!

- Amapola.- Bueno, ¿has podido cagar por fin?

- Yo.- ¿Ein?

- Amapola.- Déjalo, ¿como estás?

- Yo.- Tenemos que hablar, ¿quedamos el viernes a las ocho de la tarde en dónde siempre?, me llevaré el coche, ¡no beberé!, que ya me sienta mal hasta el agua, por cierto, me fui hecho polvo y tengo que hablar contigo porque estoy hecho polvo, cosa fai?

- Amapola.- Guardando la T.V. Hai detto due volti "povere", cosa sai pensando?, JAAAAAAAA

- Yo.- Entonces, ¿nos vemos el viernes?

- Amapola.- Que siiiiiiiiii, y te prometo que seré puntual.

- Yo.- Vale querida, pero eso no me lo creo.

- Amapola.- Ciao Michelangelo. Ci vediamo il Venerdí.

- Yo.- Ciao bella.

Esos días sin verla me habían sentado bien. Había recuperado mi regularidad intestinal, con las 2 visitas diarias de rigor; también habia recuperado el buen humor; incluso había perdido un Kg. por el disgusto (no hay mal que por bien no venga).

Como pedir el coche era tener un "no" por respuesta, directamente sustraje las llaves y la documentación sin interarse el cancerbero, que era mi padre. Ese viernes no me puse guapo, solamente me duché y me puse la ropa más mierdosa que primero encontré. De calzado nada de zapatos, zapatillas y tirando millas.

Apareció Amapola con una hora de retraso, ¡con dos ovarios!, estando yo que me subía por las paredes. Llamé a su madre 3 veces (utilizando las cabinas telefónicas), y las 3 veces me dijó lo mismo:  "que había salido 15 minutos antes de las 20", y, que estando a 10 minutos del lugar de la cita, la estaba empezando a poner intranquila; cuando la pobre madre estaba a punto de llamar a la policía, apareció la susodicha detrás de mi, avisando de su presencia con leve toque en el hombre derecho, tranquilizando por fin a su madre, y desatando en mi al peor de los migueles que llevo dentro.

- Yo.- ¡Mecagüentumadre, mecagüentupadre, mecagüento!, ¡¡esta es la última vez que me haces esperar!!, la próxima, ¡te darán por el  culo!

- Amapola.- Tranquilo, verás...

- Yo.- ¡Joder!, ¡siempre igual!, ¡coño, mecagüendios!, ¿lo haces a propósito?, ¿qué pasa?, ¿te produce cosquillas en el chocho hacermen esperar?

- Amapola.- A ver, que nooo, verás...

- Yo.- ¡Qué estoy hasta los huevos!, ¡y ya está, hombreeee!

Lo peor de todo era que la muy pelleja no se inmutaba lo más mínimo, encima sonreía. Cuando me hube tranquilizado, sacó dos entradas de su bolso, me las enseñó, y dijo:

- Amapola.- Esta tarde vamos al cine, ¿si te apetece?

A ver, no iba a decir que no.

- Yo.- La madre que te pario..... bueno. Oye, que no quiero seguir con las clases, ¿eh?, aquí se terminan. Además, que el destino al que llevaba todo esto no podía ser bueno. Calentar por calentar produce recalentado, y del recalentado se pierden propiedades, así que, ¿o somos amigos, o somos más que amigos?

- Amapola.- JAAAAAAAAAA, vale, no te enfades anda, ¿mejor ahora? Somos amigos, y si después viene algo más, ya se verá.

- Yo.- ¡Ya me estás liando!

La película escogida por mi lianta amiga era "La boda de mi mejor amigo".



En una escala gañancilla sacó un 0,1, por no darla un cero. En escala pastelada sacó un notable alto. En escala de tías buenorras también sacó buena nota; resumiendo, estuvo entretenida.

Después del cine me quiso invitar a un granizado, cosa que no dejé que hiciera, ya que no era plan ir siempre de agarrado. La película me había dejado más-turbado, que no es lo mismo que masturbado, porque creo que se eligió con toda la intención del mundo. En el servicio, mientras estaba a mis cosas, me dió por mirar a la máquina de preservativos, incluso se me pasó por la cabeza comprar, cosa que medité unos segundos, quitándose al final de mi cabeza ese pensamiento. Ya de vuelta, quise saber:

- Yo.- Oye prenda, me da la sensación que la película es para decirme algo. Como soy tonto, prefiero que me lo aclares, y a ser posible sin rodeos y en español.

- Amapola.- ¿No te ha gustado?

- Yo.- Las hay peores, ¿¡qué me expliques!?

- Amapola.- Bueno, a ver, sí, tengo algo que decirte, pero esperaba encontrar el momento. El otro día me dejaste echa polvo, me moría de ganas porque te hubieras quedado, ¡cállate, no te arranques!; como te decía, te fuiste y me dejaste con el corazón en la mano. Después de aquello,  te he llamado para hablar contigo,  aunque tú no has querido ponerte, te diré que lo entiendo. El otro día no quise calentarte, lo siento, me estaba conteniendo, si tú supieras - y la s final se quedó en la atmósfera de mi cerebro, a modo de eco, "si tú supieras" se repitió durante un largo tiempo.

Ella miraba y yo clavaba mis ojos en la pajita. Sorbí el líquido elemento, y ella seguía mirando, me estaba matando esa carita de buena.

- Yo.- ¡Joder!

- Amapola.- ¿Te has quedado flipado?

- Yo.- A ver, cuéntame...

En el siguiente capítulo, sabremos lo que pasó.

¡Besotes a todos!

Miguel Ángel de Móstoles







16 comentarios:

  1. Me tienes en un sinvivir.....(qué bonito es el nombre de Amapola....para una flor)...Besos de martes

    ResponderEliminar
  2. joer Miguelin!! eso no se hace...jajajajjaja
    nos dejas en ascuas en lo más interesante,
    tú sí que sabes!!! jajajajajjaja
    Un besooooo enorme y a esperar...
    pero no tardes eh!

    ResponderEliminar
  3. Mecagoentoaslasmuelasdeuncaballovirgenysupasteleramadreeeee

    Miguel Ángel dejarnos a medias... eso no se hace lechessssss (aunque me guste jajajajaja)

    Un tribeso!!

    Marta.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con mi comentarista precedente SENSACIONES, que si la amapola te estaba "calentando" ¡Tú haces lo mismo con nosotros, jejejeeje! ¡Y bastante calor pone ya el termómetro y el verano para que tú añadas más grados! ¡Ay, mare mía, que caló, voy a ponerme un cafelito con leche fría!

    ResponderEliminar
  5. Esto es un sinvivir, joder con la tia....

    ResponderEliminar
  6. ¡Me encantó esa película, síiiiiiiiiiiiiiiii!!! Soy ñoña, ¡que le vamos a hacer! jeje
    ¡¡Y me encanta el giro que está tomando tu historia con Amapola!!
    Con tanto calentamiento, ya no surtirán efecto ni los granizados, jejejeje
    Al menos vas bien de vientre, jajajaja, parece una tontería, ¡¡pero la mala leche que le entra a una si no va!!, ¿qué?, ¿eh?
    Esta flor es muy lissstaaaaa, ¡me tienes en ascuas, Miguelin!!!
    ¡Tres besotes con mucho cariño!

    ResponderEliminar
  7. La flor es preciosa me encantan las amapolas, pero está tia tiene delito jajajajaja. Por cierto en ascuas me tienes espero la última entrega mi querido amigo.

    Un fuerte abrazo.

    http://poemasrosana.blogspot.com

    http://rosanapaishadas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. La flor de la amapola es preciosa, pero está otra Amapola es de armas tomar, jajajajaja. Espero ansiosa la última entrega de este relato.

    Un fuerte abrazo y pasa un estupenda semana.

    ResponderEliminar
  9. Donde tienes las hoja de reclamaciones??
    Mecaguentoloquesemena, eso de ponerlo por capitulos no me gusta grrrrrrrrr
    Hoy sin beso feo

    ResponderEliminar
  10. Vaya,nos dejas en lo mejor...espero que mañana sin falta nos pongas la continuación. Por cierto, en la lección del otro día más que "arrimarse sin dar calor" lo tuyo era cómo arrimarse sin acolorarse...
    Abrazos, Tanis

    ResponderEliminar
  11. Michelangelo, nos estás poniendo algo catxondos con esta capilla sixtina de la amapola, lindísima amapola... ¿será una rosa? ¿será un clavel? que suspense
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  12. Miguel Ángel de Móstoles7 de julio de 2011, 7:57

    WINNIE:

    ¡Hola mocetona!

    JAAAAAAA, el nombre tiene segundas intenciones... ¡y no diré más!

    ¡Un besazo guapetona!

    SENSACIONES:

    ¡Laura, guapetona!

    JAAAAAAAAAAA, de eso se trata, de eso.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  13. Miguel Ángel de Móstoles7 de julio de 2011, 7:58

    UNA SOÑADORA MÁS:

    ¡Hola guapetona!

    JAAAAAAAA, ¡pero Marta, tiene que ser así!, JAAAAAAAA.

    ¡Un besazo muy grande!

    OBSERVATORIO GAY GRANATENSE:

    ¡Hola mocetón!

    JAAAAAAAAAAA, ¡pero bueno!, AL FINAL TENDRÉ QUE PONER CENSURA, JAAAAA, nooooooo.

    ¡Un fortísimo abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Miguel Ángel de Móstoles7 de julio de 2011, 8:00

    TEMUJIN:

    ¡Hola mocetón!

    Espera, espera, ¡qué tiene chasca!

    ¡Un fortísimo abrazo!

    EMYTECUENTO:

    ¡Hola guapetona!

    ¡YA TE DIGO!, vamos, yo, como no sea regular en esos menesteres, ¡me cambia el humor!, JAAAAAAAAA.

    No te digo yo, que a lo mejor es Amapola quien al final se va caliente, ¡veremos!

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  15. Miguel Ángel de Móstoles7 de julio de 2011, 8:01

    ROSANA MARTÍ:

    ¡Hola Rosana!

    A mi también me gusta mucho. Me gusta ese punto de delicadeza que tiene, a parte de ser muy efímera, y encima, es venenosa.

    ¡Ya no queda nada!

    ¡Un besazo!

    FELINA MALA:

    ¡Hola Felina!

    ¡NO TE ENFADES! Es por capítulos porque es muy largo, pero esto ya va terminando.

    ¡Un besazo, guapetona!

    ResponderEliminar
  16. Miguel Ángel de Móstoles7 de julio de 2011, 8:03

    TANIS:

    ¡Hola Tanis!

    ¿Como estás?, ¡muchas gracias por las visitas y por el comentario!

    JAAAAAAAA, al final, lo importante es arrimarse, JAAAA.

    ¡Un besazo!

    JOSÉ ANTONIO DEL POZO:

    ¡Hola mocetón!

    ahhhhhhhhhh, o a lo mejor es un cardo, o un descubro que es transexual, JAAAAAA, ¡todo puede pasar!

    ¡Un fortísimo abrazo!

    ResponderEliminar

Por favor, educación ante todo. Gracias.