Óptica Calvo

viernes, 8 de julio de 2011

Las clases de recuperación del verano - V (y último).

Parte I - Publicado el 29/06/2011
Parte II - Publicado el 01/07/2011
Parte III - Publicado el 05/07/2011
Parte IV - Publicado el 06/07/2011

AVISO: Me ha salido un post larguiiiiiiiisimo (por vosotros, que conste, que yo por mi, lo hubiera dividido).

Una cosa me dejó bien clarito Amapola (durante las dos horas siguientes al multazo): ¡ella deseaba qué yo fuera el hombre que la desvirgara! 

Amapola no era lianta, era yo que me dejaba liar hasta por un perro.  Mi poca personalidad hizo el resto. Me creí un elegido, y más me hubiera valido salir corriendo.

Para haceros una idea de lo que aquello supuso para mi, diré que el broncazo que me echaron mis padres por sustraer el coche sin permiso, ¡encima con multazo! (bronca que de recordarla ahora me entra tembleque), la resistí como si me echaran la bronca por ir a comprar pan, y en vez de comprar un candeal trajera una gallega. Estaba en una nube, estaba enamorado hasta las trancas.

Antes de continuar, quiero deciros que las 30.000 pts. se las devolví a mis padres. Tardé 10 años, pero eso es lo de menos, ¿no?, ¡pues eso!

Pero claro, cuanto más alto subes, más fuerte es el tortazo. Fue aterrizar en la tierra y entrarme los 7 males.

A esa tierna edad de 20 años sólo habia practicado el ñiqui-ñiqui dos veces. En ambas dos estaba con una castaña de aupa. La primera vez yo no me enteré, según me dijo la muchacha habíamos hecho el amor; corramos un tupido velo. La segunda sí recuerdo algo, y es para echarse a llorar; como tardaba tanto en ponerme el condón, a ella se le pasaba y mi se me bajaba; cuando aquello, ¡por fin!, tras apaños manuales se puso a tono, no sabía dónde estaba el agujero, y no se me ocurrió otra cosa que decirla: "mea un poco, para ver por dónde". Se lo tomo un poco mal, ¡vaya un gañán!

Reconozco que no tenía ni idea de lo que era un himen, y eso que estaba estudiando una ingeniería. Acudí al Templo del Saber, que es la biblioteca, y revisando varios libros de medicina, vi por fotografías lo que era: un colgajo de carne en mitad del camino, que bloquea la puerta. Revisando más biografía, descubrí unas gráficas, que reflejaban la presión media necesaria para desvirgar en la penetración. Ese dato me dejó aturdido, ¡joder, se me antojaba mucho!

Un buen espíritu científico no debe quedarse en la sospecha de la suposición, tiene que ir a más. Con una bolsa de plástico del Mercadona, hice un par de cortes y me fabriqué un hymen de plástico. Con el miembro bien erecto, empuje hasta romperlo. ¡Pardiez, fuerza grande tuve qué hacer!. Si para romper virgo había que tirar con garbo de riñones, ¡no me extraña que eso duela! Además, unido a todo ello, si yo ya de por si era torpe, y persona que controlaba mal su fuerza, ¿como habría de hacer para quedar bien y que aquello no doliera?

Volví a la biblioteca y estudié técnicas. Decían libros sesudos, que en la preparación está el truco, que no es cuestión de empujar a lo burro, no, si no de preparar el camino, de relajar primero el espíritu, luego el cuerpo, excitar los sentidos, y al final, cuando todo esté listo, con ternura y cariño, proceder a meter lo que hay entre las piernas en la cueva del deseo. Para ello no había nada mejor que los besos, las caricias, los arrullos, los masajes, tocarse el pelo al besarse, y por último, "bajarse al pilón" y aplicarse con esmero en lamer y excitar el clítoris, y si la lengua se cansa, o hay demasiados pelos, para eso están los dedos, ¡pero con cuidado!, ¡qué no se trata de amasar nada o apretar como si fuera una máquina! Me quedó todo claro, aunque claro, cavilando esas prácticas  me vinieron ganas, y en algún momento me tuve que aliviar, porque no era  menester acumular y acumular.

Si me hubiera pedido subir al Everest, me hubiera parecido más sencillo. Vereis, si en el único polvo que recuerdo me corrí al minuto, ¿qué no pasaría ahora?, ¡ay madre!, menos mal que para eso están los amigos. Uno me reconoció que era célibe, pero que no me preocupara porque según él, con 5 pajas todo se solucionaba (¿pero anormal, 5 pajas cuando?, ¿antes, durante o despues?). Otro me dijo que lo mejor era pensar en la muerte, ¡te cagas! El tercero, el más follado, me dijo aquello sería una mierda, que no esperara nada, que si al final me empalmaba y atinaba, que seguro sería un lamento, un gruñido, un cabreo, ¡qué el dolor era importante!; aunque si ese momento pasaba, luego lo mejor era pensar en la muerte, porque si no, al minuto kaput y ¡hala!, ¡a echar el cigarrete!

¡Hay que joderse!, ¡en menuda empresa me metieron! Amapola, mi linda Amapola, la más cachonda de las amigas, profesora de italiano, maestra en el arrimao, catedrática de termodinámica amorosa, ella, que me tenía loquito, porque loquito estaba por ella, se trasvistió en pricesa de cuento que esperaba a su príncipe. Otros hubieran dicho que no, pero Miguel "el enamorado", estaba dispuesto a dejar el pabellón bien alto.

Al final lo dejé estar, total, si salía bien, cojonudo, si salía mal, la culpa sería del pacharán. Sí amigos, como último recurso tenía al pacharán. Amapola no supo lo que era beber Elixir de Dioses hasta que yo la invité a Zoco. El pacharán era su bebida favorita, aunque se cuidaba bien de beberla con recato, porque decía que más de un vaso era su perdición. Si no había manera, ¡pacharán al canto!

Para el día en cuestión compre condones de los caros. Una caja se me hizo poco, así que al final tres: unos con espermicida, otros son sabor a chocolate, y otros más con unas protuberancias que son para dar más gustirrinín. Los de chocolate eran para la iniciación, porque si yo me bajaba al caño, también quería que ella me correspondiera. Los de protuberancias los compré porque pensaba que eran más útiles para romper el virgo. Y por último, viendo mi experiencia de cagarla siempre, preferí ir a lo seguro y comprar con doble sistema, no fuera ser que se rompiera.

Y llegó el día, y apareció ella, ¡qué guapa por Dios! La angustia de la semana de espera se evaporó al verla, y además, por primera vez en nuestra relación de amistad, fue tan puntual que llegó antes para estar esperándome. Eso, conociendo los tiempos pasados, era porque significa mucho para ella.

- Yo.- ¡Qué guapa estás!, ¿hace mucho que esperas?

- Amapola.- Una semana.

- Yo.- Verás, he estado pensando, y yo no sé si estaremos preparados o no. Yo no soy buen amante, y  si piensas en fuegos artificales, no esperes encontrarlos, más bien, espera un desaguisado. Prefiero ser tu amigo, olvidar lo pasado, no tener más malos entendidos. No me importa renunciar a tenerte como algo más, si con ello sé que evito perderte por lo siglos.

- Amapola.- ¿Por qué hablas en rima?, JAAAAAAAA, ¿te ha dado un aire?, ¡qué repipi!, JAAAAAAA.

- Yo.- Porque estoy muy nervioso, y cuando eso me pasa, hablo así, como si fuera Felipe el Hermoso.

- Amapola.- Hermoso eres un rato, anda, acércate y dame un beso, como esos que me distes en el coche.

- Yo.- Aquí.

- Amapola.- Lo deseo, y ya no puedo más, uno sólo, y después los que quieras. Esta noche, es el comienzo de algo nuevo, atrás se queda el pasado, ¡pero bueno!, ¡me has pegado tu forma de hablar!, JAAAAAA.

En mitad del pasillo del centro comercial la dí un pedazo beso que la tuve que agarrar, porque se dejó vencer y la tuve que coger, ¡aquello empezaba bien!

Nos fuimos por el centro, a tomar unos vinos al Anciano Rey, y a picotear algo. Como el tiempo era estupendo, subimos andando desde Principe Pío, agarrados de la mano. Yo no andaba, levitaba.

Bebiendo vinos, yo me fuí iluminando; Amapola todo lo contrario, su luna iba de llena a cuarto menguante. LLegó el momento de entrar en la tercera fase, que no era otra que ir a la C/. Leganitos, a esos garitos de parejas que hay tan apañaos.

- Yo.- Amapola, mira, hay un garito en Leganitos que está fetén para esto. Tiene compartimentos grandes, está limpio, son como reservados. Nos pedimos unos cubatitas y la noche la tomamos a paso de tortuga.

- Amapola.- Verás, no sé, me tienes loca, pero tengo algo que decirte.

- Yo.- ¡Ya empezamos Amapola!

- Amapola.- Tengo que contarte una cosa.

- Yo.- ¡Joder!, a ver, cuentame.

- Amapola.- He estado toda la semana pensando en ti. Y....

- Yo.- Yo también ,¡dame un beso!

- Amapola.- ¡Nooooo!, ¡espera!... verás, la otra noche, en el coche, fue una lata lo de la policía, pero nadie me había besado así, sentí algo, y, no sé, llámalo amor, llámalo X, ¡qué no lo he podido olvidar! Todas las noches me dormía pensando en tus besos, en tus caricias, y en como me hacías el amor. Me mojaba toda. Fíjate, que he pensado cosas que nunca pensé que me dejaría hacer, ¡me tienes loquita!

En esos momentos me acerqué todo lo que pude a la barra, bien pegado, porque yo también me estaba haciendo una película mientras lo contaba, y viéndome en pantalla, el hermano menor se había puesto tontorrón.

- Amapola.- Hubo una noche que no podía dormirme. Me había masturbado 3 veces pensando en ti. Estaba sola, y como sé que mis hermanos tienen revistas porno, y sé también dónde las guardan, fui en su busca, no lo pude evitar. Viendo esas imágenes, mi mente cambió las caras de ellos por la tuya y la mía, ¡me hice una película! (porno, claro está).

- Yo.- Vamonos ya a Leganitos, que al final se perderá la polvora...

- Amapola.- Y verás, llegó un momento que estaba tan cachonda, pero tanto, tanto, que me desvirgué yo sola, pero pensando en todo momento en ti, y algo me dolío, pero fue tan grande el orgasmo que ni cuenta me di que manché las sábanas.

- Yo.- ¡Ah! - con cara de lelo, no sabiendo si alegrarme o cabrearme - bueno, pues ya está, pero... ¿nos vamos a Leganitos?

- Amapola.- Lo sé, te dije que serías tú, y me da apuro decirte que pensando en tu barra de carne, dura, esa que me enseñaste, lo hice con la escobilla de wáter, ¡lo siento!

Por amor se perdona todo, un polvo entre cientos no es nada, sólo un dato estadístico. La verdad, lo confieso, sentí alivio. En ese momento no supe si seguir el camino previsto, cortarlo en seco, o intentar un intermedio y tantear después.  La entrepierna ganó al raciocinio, y en vez de pensar sensato me ganó la vehemencia, y di por hecho que otra vez me iría a casa con los piés fríos y la cabeza caliente.

- Yo.- Entonces, ¿de follar hoy nada?

- Amapola.- ¡¿Para qué Miguelillo?!, disfrutemos del comienzo de esta relación, ¡ahora sobre todo!, ¡qué es lo más bonito y romántico!. ¡Tú eres mi novio!, ¡mi bello novio!, JAAAJAAAAAA, cariño, no somos los que cantan Amistades Peligrosas.





- Yo.- Ya.

Amapola recogió la vuelta al camarero, se atusó el pelo, sacó un cigarrillo del bolso, me dió a mi también otro, y lo encendió con chulería de actriz de cine mudo. Aspirando fuerte el humo, intentó hacer un corazón, que no le salió. No lo volvió a intentar, me miraba y sonreía, y yo callaba, era mi tontería, ella me guiaba, era la sargento y yo el soldado chusquero.

- Amapola.- Por cierto, mañana estás invitado a comer conmigo, con mis padres y mis hermanos en casa, ya he dicho que te voy a presentar. No acepto un "no" por respuesta.

Sólo me faltó decir: "¡señor, sí señor!

¿Os había dicho, que me dejo siempre liar?



- Ana.- ¡Vaya historia!, ¡como contador de novelas no tienes precio!, así que, ¿por aquellos barros estos lodos?

- Yo.- Siiiiiiii, me ha dejado marcado, ya lo ves.

- Ana.- ¡Venga!, ¡no pasa naaaaaaaada!, ¡10 gatillazos seguidos los tiene cualquiera!, JAAAAAAA. Es por la crisis, lo entiendo. No hace falta que te inventes historias.

- Yo.- Entonces, nos damos un beso y a dormir.

- Ana.- Dormir dormirás tú, que yo me voy a la cocina a picar alguna cosa. El otro día estuve en un Tupper Sex y me regalaron unas cositas. Venga, ¡hasta mañana!, y no des más la murga que se despertará la niña.

FIN.

La historia tiene un par de lecturas, de las cuales hablaré la próxima semana. 

Y nada más, ¡feliz fin de semana!, y muchísimas gracias por estar ahí.

Miguel Ángel de Móstoles


















31 comentarios:

  1. ¿bajar al pilon? jaja Yo en la vida oílo..jaja
    ¿la escobilla? Déjame hacer un par de llamadas intercediendo para que no te censuren el blog...que encima de que nos pones a tono a las 8 de la mañana te van a censurar..jaaja

    La verdad es que me ha encantado Miguel. Un beso color rojo amapola

    ResponderEliminar
  2. Miguel Ángel de Móstoles8 de julio de 2011, 7:58

    ¡Hola Winnie!

    Es una metáfora. El pilón es un sítio noble en los pueblos castellanos. Los había para ir a coger agua potable, otros para que bebieran las bestias, incluso para lavar, por eso... bajar, JAAAAAAAAAA.

    ¿Qué pongo a tono?, JAAAAAAAA, ¡no lo pretendía! ;)

    ¡Muchísimas gracias, un calurosísimo abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Queridísimo MIGUEL de mis entretelas... yo es que alucino contigo... pero vamos a ir por partes, que aún ando riéndome y corro el riesgo de esturrear el café sobre el trclado de mi ASUS de 250 euros.... baratillo, pero me hace el apaño, jejejejeje:

    O sea, lo de hacerte un himen de plástico con bolsas del MERCADONA, es para hacerte una estatua, eso, de base y como comentario primero...

    Lo de desvirgar a la AMAPOLA a distancia, porque ella se hizo "un dedillo" pensando en ti, me ha dejado impresionado, anonadado, ojiplático, sin palabras... aunque si ese desvirgamiento has tenido la desfachatez de hacérnoslo leer, en tropecintas entregas y te lo apuntas en el curriculum.... ¡no sabes la que te espera!

    Por esa misma regla de tres, te puedo asegurar que me haré una pajilla pensando en ti... si quieres te lo cuento... y puedes hacer otro serial sobre "mi primera experiencia homosexual fue con OGG" ¡Es que, manda huevos, hijo! Lo dicho, puedes apuntártelo en tus avatares sexuales, jejejeje, ten por cierto que lo haré, aunque sea como venganza a este desenlace... por Dios, aún me estoy riendo, creo que esta cara de risa tonta no me abandonará en todo el día...

    ResponderEliminar
  4. ¿La sigues hablando?... mira que cambiarte por una escobilla de water, por cierto ¿nunca consumaste con ella?.

    ResponderEliminar
  5. ¡que historias, Miguel!
    Y que optimista, comprando tres cajas de preservativos, jajaja, y total, pa na.
    Espero que los hayas aprovechado.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Miguel Ángel de Móstoles8 de julio de 2011, 11:08

    OBSERVATORIO GAY GRANATENSE:

    JAAAAAAJAAAA, ¿no serás capaz?, sí, JAAAAAAAAA, seguro que sí.

    ¡Un abrazo!

    TEMUJIN:

    ¡Hola mocetón!

    ¿Te suena verdad?, vamos a hablar de ello la próxima semana.

    Somos, más o menos, de la misma quinta, como algunos más que por aquí han pasado, y se han visto reflejados de una época, JAAAA.

    ¡Feliz fin de semana!

    P.D. ¡Qué yo no soy el protagonistaaaaaa! (yo no aguanto tanto tonteo)

    LOLA MARINÉ:

    ¡Hola Lola!

    JAAAAAAAAAA, ¡eso siempre, mejor que ponerse en lo peor!, JAAAAAAAA ¡siempre puede valer para hincharlos de agua y jugar con ellos!

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Has reflejado como hicimos el pamplinas... yo el primero que también podía escribir una entrada de estas o una enciclopedia. Por eso soy Caballero Templario, yo no estoy sometido a las pasiones de la carne (ejem)...

    ResponderEliminar
  8. Miguel Ángel de Móstoles8 de julio de 2011, 11:19

    ¡Sí señor!, JAAAAA, bueno, ¿y lo bien que lo pasamos?, ¿eh?, además, otra cosa te digo, ¡qué nos quiten lo bailao!

    Tal vez en temas sexuales hacíamos mucho el moña, y también es verdad que en temas políticos-sociales eramos unos perros comparados con la anterior generación. Nos tocó nacer en una etapa de cambios, y creo que somos de las generaciones que más hemos cambiado, y menos nos lo han reconocido.

    Yo no soy un caballero templario, soy directamente un guarro, JEEEEEEE.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Oye, Miguel, ¡qué optimista! ¡tres cajas de preservativos!, entonces ¿qué? me has tenido leyendo tantos capítulos a cual más subido de tono y para llegado el momento, ¿la Amapola esa dice que mejor está su cepillo de water?
    No sabes cómo me he divertido con cada una de las entradas, eres un cuenta cuentos nato, Miguel, deberías publicar tus cuentos por Kindle, ja, ja,

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Miguel Ángel de Móstoles8 de julio de 2011, 12:00

    ¡Entonces naaa!, JAAAAAAAAAA, tanto trabajo y tanto calentón (de cabeza y otra cosa), para al final terminar siendo una relación muy normal. Sí Blanca, sí, tanto calentar para luego hacer esperar, y ella, ¡encima!, no se quiso esperar, JAAAAAA.

    Esto ocurría en la España de hace 20 años. Hablaremos de ello, porque tiene tela.

    ¡Muchas gracias por el halago! Yo creo que estas tonterías sólo pueden generar un interés muy transitorio, y muy corto en el tiempo. Si hacen sonreir, o reir, ya es suficiente.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  11. Eres único Miguelín, jajajajajaja, la de cosas que he aprendido con este mega relato. Al final la Amapola iba en serio uffff, y al pardillo (con perdón), le pillan de marrón. Como te ha salido tan mega largooooo este último episodio, no he podido hasta ahora jomío, lo importante es llegar y yo he llegado ufff.

    Un fuerte abrazo y feliz fin de semana a los tres, que hoy veo que por fin Ana dijo algo.

    ResponderEliminar
  12. Miguel, aquí las mujeres no te entienden, esa quemazón, ese sinvivir, ese pensar continuamente en tu "Amapola" para hacerla feliz...

    Ese tiempo de nuestra vida en la que solo eramos "objetos sexuales" al capricho de las "Amapolas" de turno...

    Me voy a rezar mi Kirie Eleison

    ResponderEliminar
  13. Divertidisímo, Michelángelo. Lo de tu prota con dulce amapola es la fusión y confusión de géneros: romantic, erotic, porno, gotic, intelectual, dirty realism, hasta escobilla y todo. Es más que la cosa en sí la tórrida imagination la que nos pone como motos. Y la guinda final, esa trasposición de planos hacia lo real, me parece buenísima.
    Saludos blogueros, my friend

    ResponderEliminar
  14. Jeje, “¿llevas mucho esperando?”
    “¡¡¡UNA SEMANA!!!” jejjejejej ¡pero la muy cabrona no ha esperado tanto!!!!
    ¡Mentirosa!
    ¡Que raticos más buenos paso leyéndote, Miguelin!!
    No solo me meo de risa con tus ideas geniales, imaginándote en el intento de desvirgar una bolsa del Mercadona, jejejeje, ¡lo mejor de todo es tu forma de contarlo!
    Así que las gracias te las damos a ti :)
    Muchos besicos, y tú los repartes ;)

    ResponderEliminar
  15. Feliz finde para ti también! Un besazo!

    ResponderEliminar
  16. Miguel Ángel de Móstoles8 de julio de 2011, 12:38

    ROSANA MARTÍ:

    ¡Hola Rosana!

    JAAAAA, ¡lo siento!, ¡¡no sé hacer post cortos!!, ¡ES MUY DIFÍCIL!

    JAAAAAAAA, ¡siempre está presente, de alguna manera!

    ¡Un besazo!

    TEMUJIN:

    JAAAAAAAAAA,

    ¿Caprichos sexuales?, serías tú, porque a mi me tenían a dieta, JAAAAAA, ¡no adelantemos!

    ¡A rezar, a rezar!

    ResponderEliminar
  17. Miguel Ángel de Móstoles8 de julio de 2011, 12:41

    JOSÉ ANTONIO DEL POZO:

    ¡Hola José Antonio!

    JAAAAAA, si te ha hecho sonreir, ¡es lo mejor!

    Ahora, ¿de verdad que sube la temperatura?, lo han dicho varios y varias. Pues yo creo que esto lo contrario.

    ¡Un fortísimo abrazo!

    EMYTECUENTO:

    ¡Guapísimaaaaaa!

    ¡Y encima con el cepillo del wáter!, XDDDDDDDDD

    JAAAAAAAAAAAAAAAAA, ya te digo yo que más de uno ha hecho eso antes, JAAAAAAA.

    ¡Me alegra que te haya hecho reir!

    ¡Un besazo!

    SOL:

    ¡Hola mocetona!

    ¡Muchas gracias!, ¡te echo de menos!

    ¡Feliz fin de semana también para ti!

    ResponderEliminar
  18. He disfrutado mucho todos los capítulos, me he reído que ni te cuento, realmente te felicito.
    Oye un dato al oído,las tres cajas de preservativos no usados, sirven como globos de una fiesta infantil jajajajajajajajajaj ( para no perderles, digo yo)
    Fuera de broma, yo fui a una despedida de soltera, que estaba adornado con puros preservativos inflados.
    Besitos en el alma y feliz fin de semana
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  19. Que cosas yo he aprendido hoy jajaja nunca me había imaginado lo que ustedes pobres hombres tienen que pasar para conquistar ahora entiendo que mi hermano reclama que para los hombres las conquistas son mal difíciles que para las mujeres jajaja sabes me divierte mucho leerte, ya ves porque a mi me gusta más seguir en lo de los niños es más sencillo y bonito que tanta parafernalia, para después quedar tiraos en nada
    yo que tu no hubiera mirado más a esa tontorrona que echo a perder el mejor recuerdo de su vida y el tuyo por su puesto jajaja no me gusto el final fue fome, pero escribes muy bien de novela muy buen escrito, gracias por pasarte por mi humilde rincón.
    Besos feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  20. Miguel Ángel de Móstoles8 de julio de 2011, 15:55

    SCARLET2807:

    ¡Hola Scarlet!

    ¡CLARO QUE SÍ! Si preguntan que es, se dice lo que es, no creo que haya que ocultarlo.

    Nosotros varias veces hemos hecho fiestas de preservativos rellenos de agua (en verano). Te pones en corro, formando un círculo, y los vas tirando uno a otro hasta que se rompen. Te preguntarás el porqué condones y no globos, es muy sencillo, se caducan de no usarlos y hay que reutilizarlos.

    ¡Me alegro que te hayas reído!

    ¡Un besazo!

    GLADYS:

    ¡Hola Gladys!

    ¡El placer es mútuo!

    JAAAJAAAAAAA, ¡me alegro que te haya gustado!

    De esas experiencias, salimos fortalecidos.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  21. Largo?? Pues se me ha echo cortisimo el relato Jajajajajajajajajajajaja pero que bruta, con la escobilla del water?? vamos como para verla por un ahujerito jajajajajajajajaja

    Pero por lo que pagaria lo que fuera, seria por verle la cara al pobrecillo cuando se lo contaba...

    Aysssssss

    Que no puedo descojonarme a gusto aquí en le ofi... pero te aseguro que por dentro me estoy partiendo Miguel Angel, eres genial de verdad, te has planteado el poner los relatos en papel?? en serio, seria la bomba

    Te dejo unos tribesos grandes, grandes, ya si eso tu los repartes, ¿vale?

    Marta.

    ResponderEliminar
  22. Miguel Ángel de Móstoles8 de julio de 2011, 16:34

    ¡Hola guapetona!

    ¡CON EL MANGO de la escobilla!, no con lo otro, JAAAAAA, es obvio, ¿no?

    JAAAJAAAAA, ¡me gusta que te rías!

    Nooo, por favor, si son tonterías, JAAAAA.


    ¡Un besazoooo!

    ResponderEliminar
  23. ¿Qué son tonterías dices? Pues mira, el entrar al blog cada día pensando "A ver que se le ha ocurrido hoy a Miguel Ángel", y a veces dejarte un comentario con lagrimas en los ojos de lo que me río, no tiene precio, al menos para mi, o sea que de tonterías nada de nada ehhhhh

    Te veo el besazo y te lo cambio por un triabrazo rompecostillas jajajajaja

    ResponderEliminar
  24. por fin encontramos un blog que nos hace feliz,de tanto reir,ya pa penas esta la vida,te felicito por hacerme sonreir,que hacia mucho que no lo hacia.un bezazo.

    ResponderEliminar
  25. Jajajaja, me parto
    Lista la Amapola empezo la fiesta sin ti y te cambio por la escobilla.
    Una pregunta cuando vio tu arma en el coche apuntandola que vio un calibre pezqueñito y por eso se apaño con la escobilla?

    Voy a refrescarme la cara que lloro de la risa

    Un besazo feo!! jajajaja

    ResponderEliminar
  26. largo largo largo largo... vamos recopilable a novela corta!
    Macho me habré reído pero tienes esa capacidad de poner cachondo cuando escribes sobre una mujer (que fuerte el desvirgue...)
    Muy buena la participación de Ana...
    un abrazo!
    Vloj

    ResponderEliminar
  27. Siempre genial.

    Saludos y buena tarde de sábado.

    ResponderEliminar
  28. Hola y buenos días..

    Hacia tiempo que no escuchaba la frase.. "bajar al pilón".. jjajaja

    Un saludo de buen domingo y feliz verano

    ResponderEliminar
  29. Miguel Ángel de Móstoles11 de julio de 2011, 7:45

    UNA SOÑADORA MÁS:

    ¡Hola guapetona!

    JAAAAA, ¡mira!, ¡¡me gusta que te haga reir!!

    ¡Un besazo!

    MARÍA:

    ¡Hola María!

    JAAAAAAA, ¡muchas gracias! A veces salen mejor, otras peor.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  30. Miguel Ángel de Móstoles11 de julio de 2011, 7:47

    FELINA MALA:

    ¡Hola guapetona!

    Siiiiiiiii, la tengo como un niño de 7 años, JAAAAAAAAAA.

    ¡Un besazooo!

    VLOJ:

    ¡Hombre!, ¡pensé que te habías enfadado conmigo, por algún comentario fuera de tono!

    JAAAAAAAA, ¿de verdad que pone cachondo?, JAAAAAAAAAA, no sé, no sé.

    ¡Un fortísimo abrazo!

    ResponderEliminar
  31. Miguel Ángel de Móstoles11 de julio de 2011, 7:49

    LA SONRISA DE HIPERIÓN:

    ¡Hola POETA!

    ¡Muchas gracias!

    Si te ha hecho sonreir, ¡ya me doy por satisfecho!

    ¡Un fortísimo abrazo!

    BALOVEGA:

    ¡Hola Balovega!

    JAAAAAAAAA, anoche la dijeron en "La que se avecina", JAAAAAAA, ¡es una expresión muy graciosa!

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar

Por favor, educación ante todo. Gracias.