Óptica Calvo

miércoles, 2 de marzo de 2011

El reconstituyente.

De verdad, que tengo menos forma física que un caracol con reuma. A mi me pasa como al perro flaco, que todo son pulgas. 

Estando así de hecho polvo, el otro día me arrastré hasta el herbolario, para ver si Dionisia María tenía algún brebaje, pomada, ungüento o cápsula que me devolviera el vigor perdido.

- Dueña de herbolario.- ¡Buenas tardes D. Miguel!, ¿como estamos hombre de Dios?

- Yo.- Hecho una mierda Dionisia María, no puedo ni con los gayumbos, no tiene más que verme.

- Dueña de herbolario.- ¿A ver si va a ser que usted es de esos que no se cansan para otras cosas? JAAAJAAAAAAA.

- Yo.- En eso le doy la razón señora, no me canso de ver, y mira que los repiten, los documentales de La Sexta de "Megaconstrucciones".

- Dueña de herbolario.-  ¡JUM!, bueno, nada, eso que le pasa es  por el estrés, que unido a la llegada de la primavera, a la mala alimentación, a que toda está patas arriba... pues eso, que esas cosas se "acumulan" en el cuerpo y trae lo que trae. Le podría mandar algún complemente vitamínico, pero no lo veo necesario, con tener algunos hábitos de vida más saludables verá como le abandona esa negatividad y flaqueza de fuerzas.

- Yo.- Estoy recordando un invento que se hacía mi abuelo para, decía él, dar fuerza. Mezclaba huevo crudo batido con leche condensada y brandy, le echaba un par de cucharas de azúcar, lo movia todo bien y luego se lo bebía. Yo lo probé una vez y me supo bien rico.

- Dueña de herbolario.- Eso es una bomba, pero si a su abuelo le funcionaba, ¿por qué no lo prueba?

- Yo.- Sí, lo voy a hacer. Bueno, ya que estoy aquí, deme las pildoras esas que me tomo para alargar el pito.

El caso es que llegué a casa y me puse a preparar el invento de mi abuelo. Cogí un cuenco bien grande y eché dos huevos crudos,  que a continuación batí. Leche condesada eché sin miramiento, ¡me encanta! Dos cucharadas de azúcar me parecieron pocas, ¡soy un goloso!, al final 4. Brandy no, no me gusta, así que pille la botella de pacharán y le eché un vaso entero. Aquella  papilla la batí durante más de un minuto con la batidora y resultó una papilla rica, rica, y con fundamento. Me la bebí de una sentada.

Al rato empecé a notar un calorcillo por las mejillas, y un poderío en mi cuerpo con una alegría  de espíritu de bajos y altos, ¡oye, una cosa!, vamos, que cogí a Ana mientras estaba llenando una lavadora y casi la monto encima de ese aparato de lujuria y perversión, porque no me dejó, ¡la jodía parece Sansón!, así que me tuve que ir a fregar los baños, porque estaba que me salía, ¡los dejé como los chorros del oro!, después, como tenía todavía más calor, me quité la camiseta y me puse delante de Ana, la cual me apartó porque estaba viendo el "Sálvame", ¡da igual!, ¡tenía tanta fuerza que me puse allí mismo a vacilar a Ana haciendo flexiones!; hice una, luego dos, ¡milagro porque llegué a tres!, y la cuarta, con el esfuerzo, mi cuerpo quiso echar aires por el tubo de escape, y salió con una fuerza atronadora que  movió mi pijama, y, ¡joder!, ¡mierda!, ¡al wc tuve que ir! 

Queridos todos, aquello resultó ser la purga de San Benito, ¡madre de la amor hermoso!, sí, sí, menuda limpieza me hizo, vamos, salió de dentro de mi todo el estrés acumulado, toda la mala leche, ¡coño!, ¡qué llené un cubo!, sí un cubo, porque Ana, la muy capulla, el agua me había cortado porque dice que allá donde cago lo dejo precintado, y no tuve más remedio que cogerme el cubo, uno que tengo con la cara de Zapatero en el fondo, que utilizo para fregar y demás aseos, y haceros a la idea hermosos, que la cara quedó tapada y yo más a feliz que un bebé con un regaliz.

Así que ya sabeis, los inventos de los abuelos se deben respetar, que si ellos ya lo hacían, por algo sería, y si ahora no lo hacemos, allá nosotros con nuestro cuerpo y luego no nos quejemos cuando nos abronquen por ser descastados.

Ya me contareis.

¡Besazos!

Miguel Ángel de Mòstoles




18 comentarios:

  1. Pero al final inventaste algo nuevo, porque le cambiaste algunos ingredientes!
    Interesante post, muy divertido como siempre...
    Concuerdo con vos en que las enseñanzas de nuestros abuelos, ya sean inventos u otras cosas hay que respetarlas.

    ResponderEliminar
  2. Mira, el invento no sé si lo haré, tienes en un post mío una receta para preparar "Amor perfecto" según una receta centenaria de las monjas de clausura de Chinchón -es un licor reconstituyente-(por si aún te queda cuerpo para hacer más experimentos), te dejo el enlace:


    AMOR PERFECTO


    Una cosa tienes en comun con mi novio, que no se cansa tampoco de ver los documentales de MEGACOSTRUCCIONES de LA SEXTA.

    ResponderEliminar
  3. Pero ¿cómo puedes ser tan bestia? jaja Me mondo contigo....Ya te vale...y eso que cambiaste la receta del abuelico jaja. No voy a tomar nota.....¡porque una es cuerpo santo! jaja
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ay!! Los agüelicos que sabios que son, pero yo no me bebo eso ni harta de vino, (y que conste Miguelín que no bebo alcohol), ni de 1º jajajaja. Me he echado unas risicas con tu historia que ha resultado como siempre amena y divertida.

    Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Miguel Ángel de Móstoles2 de marzo de 2011, 19:42

    ¡Pero bueno!

    ¿Nadie se ha dado cuenta de mi forma de hacer budú a ZP?, ¿nadie se ha dado cuenta que tengo un cubo para fregar, en donde el fondo, dentro del cubo, está el careto de este, este, bueno de ese?, ¿¡NADIE!?, ¡ay que joderse!

    ResponderEliminar
  6. Dejando de lado lo del exorcismo zapateril,que estamos de elecciones aquí y ya tenemos nuestra ración autóctona de "sociatas", solo se me ocurre decir...¿LECHE CONDENSADA CON AZUCAR? aggggggggggg yo solo con oler eso tan dulce seguro que me voy por las patas abajo!! (que al fin y al cabo, es lo que te paso a ti jajajajaja).
    A mi mi madre me preparaba un mejunje con vino dulce, huevos frescos aún con el olor del culo de la gallina y un poco de azúcar bien batido, eso si que levantaba a un muerto :-) (eso era cuando aún no habiamos emigrado a estas montañas o sea que yo iba con trenzas, pero todavia me acuerdo de lo bueno que estaba el mejunje jejejeje)
    Un tribeso enorme Miguel Ángel!

    PD: Estoy en medio de la tormenta hace tanto tiempo ya... tu ya me entiendes ;-)

    ResponderEliminar
  7. Jajajajajaja! Pero mira que eres mal bicho. ¿Es verdad lo del cubo? De ti me lo creo y todo.

    Respecto a las recetas de la abuela siento disentir. Durante un tiempo estuve en un proyecto de Vida Independiente para Mayores e iba de la carcajada al horror en décimas de segundo con los dichosos remedios caseros: ¡¡¡¡sal en una quemadura!!! ¡Ay, mi madre!

    Unas risas por la mañana, otras antes de la cena,... esto está muy pero que muy bien. Voy a tener que irme más a menudo para que se me acumule la lectura.

    Beso!!!

    ResponderEliminar
  8. Estas piradisimo :) ja,ja,ja,ja.
    Se percibe cierto tufillo ;)
    Besos, ue tengas buena semana!

    ResponderEliminar
  9. jajajajajajjaa AUTÉNTICOOOOOOO, jjajjaajaja
    mi madre me pasó un remedio casero para la tos...está bueníiiisimo!!
    a mi también me encanta la leche condensada, pero sin azúcar...que ya lleva!!! mira que eres burro!!(con cariño) azúcar y leche condensada con pacharán...jajajajjaja, normal...así te va el marrón...jajajaja na bueno!!! jajajaja

    Un besoooo dulce, con sabor a bombón!! y dos más para tus bellas!!!

    ResponderEliminar
  10. Si quitases tubo de escape por Gritar en el descansillo y cortejo a Ana por Cortejo al cubo de zapatero, sería de Oscar!
    un abrazo! muy divertido!
    algo onomatopéyico... u epopéyico...
    no se!

    ResponderEliminar
  11. jajajaja el caso es que te desahogaste!

    ResponderEliminar
  12. Bueno te quedaste limpio de cuerpo y alma, eso si. Nunca me fié del programa ese de la botica de la abuela que no sé donde hacían jaja

    Besotes lindo.

    ResponderEliminar
  13. Recuerdame que no te pida remedios cuando este chunguilla.......ozuuuuuuuuu tu terminas con mis siete vidas
    pienso en el potingue y me da arcadas

    Un besazo feo !!!!

    ResponderEliminar
  14. jajajajajaja ¡que me meo de la risa!!!, ¿tienes el cubo a mano?
    Pa mí que la urgencia fue provocada por una samonelosis del copón.
    No nos fabrican como antes, y los abuelos podían comerse crudos hasta los huevos, ¡¡¡pero nosotros no, Miguelín!!!
    ¡Que buen ratico he pasado, jejeje, mira que eres majo! :D

    ResponderEliminar
  15. MIguel Ángel de Móstoles4 de marzo de 2011, 7:37

    UNA SOÑADORA MÁS:

    ¡Hola guapetona!

    Te entiendo, ¡a ver si termina ya de una vez!

    Soy muy goloso (lo he heredado de mi padre), y encima hombre de irse fácil patas abajo, JAAAAAJAAAA. La mezcla de la que hablas también se la aplicaba mi abuelo, "para hacer sangre", decía; bueno, y para quitarse el dolor de cabeza se daba friegas de alcohol, JAAAJAAA, ¡qué bueno era mi abuelo Goro!

    ¡Un besazo muy grande!

    VIR:

    ¡Hola Vir!

    Lo he hecho, lo que pasa es que se termina por despegar al poco, ¡cachis!, ¡¡no puedo con él!!, JAAJAAAAAAA (seguro que yo lo hacía infinitamente peor).

    Tampoco hay que tomarse al pié de la letras esos "inventos" suyos, son cosas que pasan en generaciones, pero algunas son, bueno, pues eso, que si sobrevives es que estás ya vacunado de todo, JAJAAAA.

    El primero que necesita reirse soy yo, por eso escribo tontás o disparates, si consigo hacer reir a los demás, me doy por muy satisfecho.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  16. MIguel Ángel de Mòstoles4 de marzo de 2011, 7:39

    EURICE:

    ¡Hola mocetona!

    JAAJAAAAAAA, entre tú y yo, ¡escribo dentro de un manicomio! (no se lo digas a nadie ;) )

    ¡Un besazo muy grande!

    SENSACIONES:

    ¡Hola mi segunda pelirroja preferida!

    JAAJAAAAA!!!!!! ¡pues mira las cosas tan bonitas que escribes tú pensando en el marrón!

    ¡Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
  17. Miguel Ángel de Móstoles4 de marzo de 2011, 7:41

    VLOJ:

    ¡Hola Vloj!

    JO, ¡este año, que teníamos al Rayito casi en primera....!, ¡¡¡mecagüen!!!

    JAJAAAAA!!!! la forma de hacer budú del cubo no funciona, el tío está ahí que ni pegado con Supergen.

    Sí, tienes toda la razón, yo de fratulencias voy servido, EEJEEEE.

    ¡Un fortísimo abrazo!

    ANIÑA:

    ¡Hola Aniña!

    JAAJAAAAAAA, siiiiiiiiiii.

    Además, que yo creo que si tienes el tránsito difícil, como yo, a base de acumular, te vienen cosas malas, por lo menos, ¡me quedé a gusto!

    ¡Un besazo guapetona!

    ResponderEliminar
  18. MIguel Ángel de Mòstoles4 de marzo de 2011, 7:45

    NÉCTAR DE LLUVIA:

    ¡Más límpio que una patena!, JAAAAAAAA.

    Ese programa yo casi no lo recuerdo, ¡hace años! Algunas cosas funcionan, otras no, o funcionan a lo bestia, como me pasó a mi.

    ¡Un besazo guapetona!

    FELINA MALA:

    ¡Hola guapetona!

    JAAJAAAAAAAA, ¡ein!, ¡¡y lo a gustito que me quedé!!, oye, que vamos, ni el "cangandín" hace esos efectos.

    ¡Un besazo!

    EMYTECUENTO:

    ¡Hola preciosidad!

    JAAJAAAAAA!!!!! de eso se trata, de reirnos, que parece que hubiera gente que le molestara la risa, cuando es el camino para espantar males, ¿no te parece?

    Y con respecto a lo blandegues que somos ahoras, pues sí, pero piensa por un momento que si nuestros abuelos comieran algunas cosas de las que comemos hoy, se irían pata abajo echando betún, JAAAAAAAAAAA.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar

Por favor, educación ante todo. Gracias.