Óptica Calvo

miércoles, 30 de marzo de 2011

Palabras sucias y un recuerdo.

El miércoles de la semana pasada, en una reunión de trabajo en Portugal, me dicen:

"En español hay palabras "sucias". Opino que el francés también las tiene,  y el portugués que hablan en Brasil está continuamente lleno de palabras sucias".

No entendí muy bien lo que significaba el adjetivo "sucio". Le pregunté a mi interlocutor si lo que quería decir era que hay palabras con más de un sentido, con lo cual pueden tener muchas interpretaciones, incluso a veces utilizarse de forma perversa para engañar, sin parecer que engañas, en el mundo de los negocios. Después de un rato pensando (imagino lo tuvo que traducirlo del español al portugués en su cerebro), contestó:

"Ummmm, sí, algo de eso es, pero creo que hay personas que lo utilizan mucho y otros no, y los españoles lo utilizan demasiado".

Una persona de su trayectoria profesional, así como de su edad y educación, me parece que si dijo lo que dijo era por algo, no por decir tonterías. Aquel razonamiento lo tengo guardado, y ya sé a que atenerme allí en algunos estados concretos  en la vida de una relación comercial entre empresas, sobre todo interviniendo 3 países: Portugal, Italia y España.

Como soy más raro que un perro con lunares, la expresión de "palabras sucias" la he llevado a una anécdota que me pasó cuando yo era mozo apañao de cuerpo, guapo de cara, y corto de entenderas.

He dicho en muchas ocasiones que yo con veintipocos era tan simple como el mecanismo de un chupete. Tan cortito era, que no podían hablarme ni "con segundas", ni tirarme "indirectas", porque no me enteraba, o me enteraba tan mal que el resultado podía ser contraproducente.

Unos colegillas talaveranos quisieron gastarme una pequeña broma cuando cumplí los 23 años. Coincidió que la primavera me trajo la alergía al polen habitual y una subida de hormonas de aquí te espero, tanto que estaba cachondo perdido, vamos, que me arrimaba a una escoba con faldas. Todas me gustaban, y me aplicaba con esmero el reflán castellano que dice:

"Ninguna mujer es fea por donde mea".

El único problema era que ni las guapas, ni feas, ni mujer cualquiera me hacían caso. Yo creo que daba alergia. Así que cuando me arrimaba a ellas primero sonreían, al rato fruncían el cejo, y poco después me mandaban a paseo. Me decían que a tonto ganaba premio, así que como la peste, mejor bien lejos.

Viéndome mis colegas padrinos, que me sacaban unos pocos años de edad, en estado de tontuna transitoria, decidieron inventarse una costumbre de boda (importada de E.E.U.U.), no porque hubiera boda, era porque había ganas de broma, y una noche de sábado, después de cena opípara con buenas viandas y Rioja a mansalva, nos fuimos al chalet de uno de ellos, a terminar la ronda con una gachís que decían habían contratado para echarse unos bailes y ponernos berracos.

La muchacha era alta, guapa, hermosa, rubia y con ojos azules. Si cuando llegó ya nos quedamos mudos, cuando se cambió alguno se tuvo que sentar, porque venía toda vestida de cueros, con botas altas y corpiño ceñido, con fusta en mano derecha pidiendo guerra. 

Encendió el radiocasette y empezó a sonar Joe Cocker.


Y lo primero que hizo fue sacarme a mi, sentarme en una silla, y ponerse al lado a bailar. Muy sensualmente, sus contoneos aumentaban la temperatura de los presentes. Yo sentado, sudando, y oliendo el cuero de sus ropas cuando me rozaba con su cuerpo. Primero se quitó el corpiño y "bazokas" fuera, ¡Dios qué tetas!

Después se quitó una bota, y en segundos retiré yo la otra, y después abandonaron carne los guantes y no sé que más, porque ya no estaba en la tierra, no sé si volaba o estaba soñando; eran los golpecitos que me daba con el látigo lo que me hacían volver al mundo, ¡por Belenos qué me dolieron!

No sé el tiempo que transcurriría, ni tampoco las canciones que pasaron, sólo recuerdo que empezó a sonar Erotica de Madonna, y ella me hizo ponerme de pié.



Erguido como un poste me desabrochó la camisa, lentamente, tomándose su tiempo para liberarla de  la  tenaza que hacía mi pantalón con mi cintura. Con la camisa desabrochada y fuera de mis tejanos, empezó a acariciarme los pelos del esternón. Mirándome fijamente, ella se mojaba con su lengua de reptil la comisura, ummm quien fuera comisura... y absorto en mis pensamientos me quitó la prenda de forma violenta... y su cara picarona cambió un poco, movió la nariz y su faz se torno en mezcla de asco y sorpresa;  tal vez fuera mi aroma,  de sobaco pasado por llevar horas sudado, y más todavía cuando aquel día no me había echado deshodorante.

Con la camisa quitada, se puso detrás de mi  y me hizo sentar. Me abrazó  apasionadamente, sentí como su carne se pegaba a la mía, y dándome un pequeño empujón, como si ella fuera mi ama y yo el esclavo, me agarró con una mano de la cabellera y.... se le quedó pegada a ella, porque ese día me pasé con la brillantina.

De un puntapié me tiró al suelo. Los demás gritaban, silbaban, estaban encendidos, aquello era un coliseo, donde yo era el mártir y ella la fiera que quería devorarme; fiera que estaba para yo comerla, porque ya sólo vestía un tanga. Viéndola venir, me quité los zapatos y los tiré por ahí... y algo de olorcillo a piés  "perfumó" el ambiente,  ¡qué más daba!, son cosas que pasan, así que me dispuse a esperar, y, la grité:

"¡Cómeme ya, si te atreves!"

Me quiso dar otra vez con la fusta, falló, esquivé la embestida, lo volvió a intentar, erró de nuevo, con cara de cabreó, la piqué más diciendo:

"¡Quítame los pantalones, qué te dejo!"

Y se tiró al suelo encima mía, dejándome atrapar.  Me desabrochó el pantalón, y, bajando, bajando, descubrió.... mis gayumbos más feos, encima manchados por delante y con olor a orines mezclados con sudor y restos, pues era mucho calentón para tener fresquito aquello, eso que todo el mundo entiende, supongo, ¿o tengo que explicar lo que eso que puede dar deseo y asco al mismo tiempo?

El gesto de repugnancia  fue supremo, y tirando por ahí los pantalones me gritó:

"¡Tío, eres un cerdo!"

A lo que yo respondí:

"Siiiiiii, grrrrrrrrrrrr, un berraco perverso, que aunque huele a mierda es una llama que prende hasta el hielo"

JAAAJAAAAAA, que risas por el amor de Dios, JAAAAAJAAA. se pilló un enfado tremendo, JAAAAJAAAAAAA. Mis amigos no daban crédito, yo que siempre iba lavadito y presentero, 30.000 pesetas tiradas (180 €) para encima tener broca y jaleo, JAAAJAAAAA, ¡ay, si no fuera por esos momentos!

Y vosotros os preguntareis el porqué de ir así,  hecho un guarro y oliendo a estiercol, pues muy fácil, las preguntas que tengais tienen respuesta, y la respuesta es sólo una: me chivaron el encierro, y  en vez de quejarme o hacerme el despistado, preferí tomarles el pelo, ¡vamos, hacer el tonto!, y no se me ocurrió otra cosa que ir con  falta de ducha, con mucho alcohol  en vena,  y con la neurona en ON que movía entonces mi pensamiento, JAAAAAAAAAAJAAAAAAAAA.

Lo siento por la stripper, pero seguro que todavía se estará acordando de mi. Eso sí que era español "sucio",  y no las calendas de mi partner portugués, que se adelantó al tiempo, sin saber lo que vendrá, como aquellos colegas talaveranos, JAAAAAJAAAAA.

En fin, que por algo os he dicho que era tonto, pero tonto de ejemplo;  que hacía tontadas a diestro y siniestro, y si no, a las pruebas me remito. JEEEJEEEEEEEEE, ¡¡me parto yo sólo!!

Ahora con más años y menos descaro he perdido frescura, soy menos tonto pero me he vuelto más gilipollas. Por cierto, pedí perdón a la chica y le expliqué todo. Al final terminó bien.

Miguel Ángel de Móstoles








lunes, 28 de marzo de 2011

El Rayo Mixto Vallecano, un sueño visionario.

Está Vallekas (1) con una pena muy grande por la quiebra de Nueva Rumasa. Ahora, que el Rallo Vallecano está en puestos de ascender a  Primera División, resulta que la familia Ruiz-Mateos debe a todo quisqui, y tanto los jugadores, como el cuerpo técnico, así como personal laboral, llevan meses sin cobrar (e  imagino que los proveedores y Hacienda también estarán esperando). ¡Estamos apañaooooos!

Yo soy vallekano por adopción. Ana es vallekana, mi hija también, así que yo algo de vallekano también tengo, aunque sólo sea por el roce de vivir por aquí, cerquita del campo del Rayo Vallecano. La afición al equipo del rayo rojo en el Puente de Vallecas es grandísima, con deciros que el campo se llena en todos los partidos; es una de las cosas que siempre me ha llamado más la atención de mi casa de acogida (eso, y lo multicultural que es este trozo de Madrid capital).

El pasado 23, esperando en el aeropuerto de Oporto para coger el autobús con alas, que más parece eso que un avión, de Air Nostrum que enlaza con Madrid, me dió por pensar el porqué no pueden existir equipos de fútbol mixtos. Hay mujeres que juegan mucho mejor al fútbol que los hombres, y las pobres no pueden aspirar ni a la gloria ni a los dineros que tienen ellos en la misma disciplina, ¿por qué?, ¿no somos tan modernos?, ¡demos un paso adelante y seamos valientes poniendo a jugar  equipos mixtos! 

El viernes se lo  comenté a Ana y me mando a la mierda. Según ella, ese pensamiento tan absurdo era fruto de llevar desde las 5 de la mañana  del 23 en pié, además de empezar a perder de forma dramática  conexiones neuronales por atravesar la barrera de las 40 primaveras (mi cumple fue el 22). No sé, Ana es mi guía, si ella lo dice, seguro que algo de razón tendrá.

Si existieran equipos mixtos, estoy seguro Don José María,  que algunos perezosos como yo, se animarían a ir a los campos deportivos a ver jugadoras de fútbol correr detrás de un balón, ¡coño!, ¡qué las mujeres bien se animan la vista viendo los cuerpos de los jugadores!, ¡pues eso! Yo contrataría principalmente a jugadoras brasileñas, ¡bien lo sabe usted Don José María, que algunas tiene en el equipo femenino!  Tendría que ser, a ser posible, como esas  que salen en el voley-playa, JAAAJAAA, ¡vaya culos!, ¡uuaaaa!,  ¡¡perdóneme, soy un pecador!! Piense por un momento el espectáculo en T.V.  de ciertas partes de la anatomía femenina, que destacarían en la indumentaria deportiva en partidos de lluvia, JAAAAAAAJAAA,  se pegarían las marcas comerciales por poner publicidad  ahí, no sé, a bote pronto, se me ocurre situar dos pegatinas, a la altura de los senos, de una de sus marcas más reputadas, ahí se podía poner "Flan Dhul".  

Piense además Don José María, el beneficio en la sociedad de los equipos mixtos, en donde hombres y mujeres se "baten el cobre" sin importar sexo, como en la vida real. Sería maravilloso ver a hombres y mujeres del mismo equipo abrazarse cuando marcaran un gol, con pasión, ¡hay todos revolcados!,  ¿acaso no harían gestos como esos subir la afición al Deporte Rey?. No sólo eso, ¡qué donde esté el cuerpo de una mujer que se quite el de un hombre!, ¿verdad Don José María?, bueno, tampoco es eso, para gustos se inventaron los colores; pero como la vida ha demostrado que la mezcla es lo mejor y más sano, ¡hagamos del Rayo Vallecano la bandera del fútbol mixto!, ¡aupa el Rayo Vallecano!.... el Rayo Vallecano cuando sale a golear, el Rayo Vallecano, del jugar hace virtud, el Rayo Vallecano, es fuerza y juventud, el Rayo Vallecano.... ¡vale!, ¡ya me callo!

El Rayito lo tiene a huevo para ser el primero Don Jose María. Su equipo femenino es de lo mejorcito del mundo, y el masculino está en los puestos para ascender a primera división. Es verdad que  ustedes tienen algunos problemillas económicos,  pero ahí está su equipo, ¡dando guerra!, ¡y con una afición que ya quisieran otros! 

Nada, nada, el futuro en el deporte está en crear equipos mixtos Don Jose María (2), JAAAJAAA, saldría hasta en la Wikipedia, usted que ha sido un visionario para muchas más cosas....




Lo que habeis escuchado es Obús, que me lo ha puesto a volumen rompe-tímpanos para que Morfeo me soltará espantado de sus brazos mi querida mujercita.

- Ana - gritándome y zarandeándome en la cama - ¡¡despierta bella durmiente!!, ¡ya son las ocho y tu hija y yo llevamos ya media hora levantadas!

- Yo.- ¿Eh?, ¡joder!, ¡mecagüenlamadrequemeparió!, ¡esta vida es una mierda!

- Ana.- ¡Vamos!, que tenemos que ponernos a terminar de limpiar,  además, tú tienes que plancharte todo el cesto de ropa, y eso antes de las 12:00, para estar listos cuando vengan mis tíos y primos a comer (celebramos durante varios fines de semana el cumpleaños de Claudia).

- Yo.- ¡Ya podían regalarme algo a mi también,  joder!, ¡¡ha sido  mi cumpleaños el 22!!

- Ana.- ¡Ya podías invitar también tú a algo!, ¡te estiras menos que un chicle de madera!

- Yo.- Algún día, mira lo que te digo, ¡algún día!, ¡este barrio me hará un monumento!

- Ana.- ¿A ti?, JAAAAAAAAAAAAJAAAAA - tan grande ha sido la carcajada, que Claudia ha venido corriendo a la habitación a ver que pasaba, se me queda mirando con cara de ver a un ser... no sé, me mira raro.

- Yo.- Sí, porque seré el presidente del Rayo Mixto Vallecano, mixto de hombres y mujeres, ¡he tenido un sueño y definitivamente me ha convencido, eso que tu decías que era una chorrada!

- Ana.- JAAAAJAAAAAAAAAAAAA - Claudia también está meándose de la risa, no sé si es porque entiende o porque copia lo que ve - como la Mixta de Mahou, JAAAJAAAAAA, ¡anda!, ¡no eres más tonto porque no te entrenas!, ¡¡arriba marmota!!

Para una vez en la semana que tengo un pensamiento lúcido, que  en sueños sueño que puede dejar de ser sueño ver jugar al mismo tiempo ambos sexos, va Ana y me saca un domingo de la cama, a las 8:00 de la mañana, y me pone a limpiar, a plachar, a fregar.

La familia vino, comió, bebió, hablamos y se fueron, y el domingo, como vino se fue, y mi sueño, que sueño era, se quedó en anécdota. Ya lo decía Calderón de la Barca:

Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

Que la vida me quite pelos, me dé kilos y me ponga pellejo, que me quite ganas y me no me dé resuello, pero pido a la vida, que ganando años, no me quite sueños.

Pues sí, 40 tacos ya y continuo soñando.

Miguel Ángel de Móstoles

(1) Vallecas es uno de los barrios de Madrid.  Nosotros vivimos en la parte más próxima del centro de Madrid (10 minutos en metro) que es el distrito de Puente de Vallecas.  Los vallecanos escriben Vallecas con k, no con c.

(2) Es José María Ruiz - Mateos. 







viernes, 18 de marzo de 2011

Condiciones para una fusión nuclear blanca.

¡Madre mía, como está el mundo!

Unas cositas, antes de nada:

a) Hoy el es el cumpleaños de Conxa, del blog Jo Mateixa. ¡¡FELICIDADES GAÑANAAAAAACA!!

b) Mañana es el cumpleaños de Claudia, por lo que las Fallas valencianas quedan eclipsadas por ese pedazo acontecimiento planetario que es el segundo cumpleaños de mi hija, que además coincide con la mayor Luna que jamás vista en siglos.

c) Con la que está cayendo en el mundo, hemos decidido Ana y yo hacer acopio de pacharán. Estiman los "econolistos" que el precio del pacharán subirá a cifras nunca antes vistas; así que hemos pensando que cuando esté a precio de caviar del Volga lo venderemos y nos sacaremos unas perrillas, para ver si así de una vez por todas podermos irnos de vacaciones aunque sea a Benidorm, que desde el año 2007 no tenemos. Por cierto, al proveedor no le hemos pagado al contado, le hemos dado una serie de pagarés que cobrará  cuando el pacharán esté, como mínimo, al doble del precio actual.

d) En nada cumpliré años (está al caer, aunque en un acto de hombre presumido, he borrado la fecha de mi cumpleaños de todas las redes sociales, Blogger  y demás). Fisicamente, estoy hecho un braga, así que he decidido darme algunos respiros, y por eso es por lo que estoy alejado de la Blogsfera; como la semana que viene tengo que viajar, calculo que para la semana 14 habré recargado pilas y volvereis a leer las chorradas escritas que os dejo en los comentarios.

d) Llevo toda la semana acordándome de una compañera japonesa que tuve en italiano. Amante de todo lo español, ya le venía en los genes cuando sus padres decidieron llamarla Ríe (y a su hermana Risa). Los nombres no son inventados, ¡qué me parte un rayo ahora mismo si  es mentira! Todo lo que tenía de pequeñíta en altura lo tenía de grande como persona. Gracias a ella, conocimos un poco más de la cultura de su país. Algunas cosas que ellos dan por normal a mi no me gustan nada, otras, en cambio, me dan mucha envidia.

Hubo tiempo hasta para hablar del sexo. Según nos contaba Ríe, a ella le parecía que los hombres españoles eran muy fogosos, y muy proclives a calentarse en exceso con finales de explosión, JAAJAAAAA, ¡era la caña! Por supuesto, los hombres que estábamos en el curso dijimos que eso no era verdad, aunque las españolas, ¡hay que tener mala leche! daban la razón a Ríe, y encima nos hundieron más en la miseria porque se quejaban que en la cama eramos unos negados.

Un buen día mayo, apareció Ríe vestida como una de esas chavalas del manga, que van vestidas con un cinturón ancho, de eso que tapan lo justo, justito, una blusa muy escotada, botas altas por encima de la rodilla, y peinada y maquillada de una forma, como decirlo, de putón verbenero. Ese día los maromos en clase no atendimos a las explicaciones de la profesora, estábamos a ver si Ríe (nos sentábamos a modo de mesa redonda, en sillas con apoyabrazos para escribir) dejaba de tener juntas sus rodillas y ver si debajo de aquella microfalda llevaba unos pantaloncitos o un tanga.

LLegado el tiempo del descanso, ella cogió su botellín de agua y se puso a beberlo de forma, ahhhhhhhh, ¡joder!, bueno, ¡no digo más porque me pasaré de grosero!, y, al final, dejó caer una buena bocanada de agua fuera, mojando su blusa, y marcando turgencias.

Yo no pude levantarme, tuve que poner la carpeta encima de donde ya os podeis imaginar; el resto de chorvos más o menos lo mismo. Las compañeras de clase y la profesora no se escandalizaron, ¡todo lo contrario!, sonreían de forma maléfica.

Cuando pasaron los minutos, y nos fuimos a la cafetería, echamos una pequeña bronca a Ríe, ¡porque vamos!, nos sacó los colores y no era plan. Lo peor vino después, cuando nos dejó sentados a todos al decirnos:

"En Japón eso no hubiera ocurrido. La mayoría lo hubiera visto normal, y si alguien se pone cachondo, lo disimula, aunque, como os digo, allí somos muy raros; no como aquí, que me apostaría algo a que algunos  de vosotros habeis tenido fugas  y habeis hasta manchado los gayumbos, JAAAJAAAAA"

¡Qué cacho perraaaaa, la madre que la parió, 3 años en España y estaba más espabilada que los nacidos aquí!

Aquí os dejo un video, en donde la imaginación hace ver lo que no es.



¡Nos vemos!

Miguel Ángel de Móstoles






lunes, 14 de marzo de 2011

Cosillas de las redes sociales: Quetedenbook.

Fijaros si estaré "conectado" a las redes sociales, que  me enteré por una bloguera el lunes pasado que Ana había subido fotos de Claudia a su Facebook. Yo también tengo una cuenta, muerta de pena y asco; la podría cerrar perfectamente, para lo que la utilizo.

Como la ciencia avanza que es una barbaridad, y como la Ley Chico, en honor al apellido de su creador, esa que dice:

"La ciencia avanza mucho más en paridas y chorradas  de entretenimiento para la humanidad que en aquellas ciencias que nos hace a todos más igualitarios"

Creo que no tardando mucho tendremos el cerebro conectado directamente a cualquiera de las redes sociales que inundad La Red. Así, por ejemplo, si mi jefa me pone de los cohetes, por tocarme las narices y por pensar con el trasero, tendré que tender cuidado de ponerme alguna chisme para que no aparezca en el Facebook el siguiente enlace:

"Mi jefa es una perraca, asquerosa, que si por mi fuera la tiraba de cabeza al mar"

O si por ejemplo, viajas en el metro, y en frente de ti está sentada una muchacha que está para no parar de mojar pan, entonces, aparece en la sección de estado:

"Cachondo perdido, es posible que se tenga que aliviar en breve"

O si por ejemplo, sales por ahí con los amigotes, empinas el codo demasiado con pacharán, y, ya metidos en confianza, le cuentas a tu mejor amigo que a ti lo que te pone es vestirte de cueros y que tu mujer te dé con una fusta, JAAAJAAAAA; no me extrañaría que apareciera en el Facebook del amigo:

"JAAJAAAAAA, ¡mi amigo le gusta el sado!, JAAAJAAAAAAA, venga, ¡todos a darle por saco!"

JAAJAA, y bueno, y si nuestros dirigentes tuvieran también, JAAAAJAAAAA, estoy seguro que se colapsaría el Facebook con referencias a ellos, a la madre de ellos, a lo hijos de **** que son, etc. etc.

Sí, sí, reiros, pero tiempo al tiempo. Estaríamos todo el día venga a borrar amigos de Facebook, no daríamos abasto.




En fin, que uno es más atrasado que el culo, y que le cuesta entrar en estas moderneces estoy cavilando en inventar el Quetedenbook (pendiente patente, aquel que se le ocurra copiarlo irá la bruja Lola y le pondrá una pira de velas negras, ¡estais avisados!). Será una aplicación en la cual uno podrá desahogase, cagarse en lo que quiera, insultar a quien quiera, y poner las fotos y videos que le ven en gana, JAAAJAAAA, eso sí, prohibido para menores de 18 años en aquellos lugares que sea posible funcione. 

¡Besines de lunes!

Miguel Ángel de Móstoles







martes, 8 de marzo de 2011

Vendiendo burras por yeguas. Otra lección magistral más de economía.

Endeluego, el día que llegó el internete al villorrio de Villalaspajas de Oropesa, fue el mayor acontecimiento desde que por allí pasó Felipe V, camino de Cáceres, que después de comerse unas perdices con chocolate, las tripas se le desataron y plantó un pino detrás de la "Roca del Marciano" (ese nombre se lo pusieron los mozos del pueblo en el siglo XX, por asemejarse a un platillo volante), quedando el muy noble caballero  bien a gusto, aunque  sin consuelo, por tener que utilizar un pedrusco para limpiarse el culo, el cual le dejó  con mierda y con algunos pelos de menos.

Asinque señoras y señores, cuando Telefónica enchufó a la red de redes a nuestra muy noble villa, con la pedazo de velocidad de 56 Kbps, el futuro entró a saco en un pueblo que pareciera detenido en el medievo.

De todas aquellas mozas y mozos del lugar, había una, lista como ella sóla, que discurrió montarse una paginica güeb, para vender las yeguas del pueblo, famosas en el mundo entero, por ser bravas, fermosas y económicas en el yantar; no había habitante en todo el campo de Arañuelo que añorara yegua de la Frasca, por ser Frasca la regente del negocio, por su valía, y como el boca a boca a veces funciona, había llegado la noticia hasta allende Badajoz, transmitida sin duda por los tratantes de ganado. 

Frasca decidió que su negocio, vía güeb, sería la revolución y ganaría más perricas, y con esas perricas montaría un buen tinglado, tan bueno que hasta retiraría a sus padres y hermanos del trabajo. En fin, ni más ni menos que el cuento de la lechera, con el  cual, el que más o el que menos, en algún momento de su vida se ha hecho pajas mentales con él.

La Frasca tenía un novio llamado Tinto (en realidad ese era el mote, el nombre era Tintoretto), el cual, había dado un curso de informática e internete apañado en el paro. En un plis-plas le montó la paginica de marras, la subió a un servidor, y así empezó a funcionar:

www.yeguasfrasca.es

Los primeros meses fueron una mierda pinchá d'un palo, no se vendió una joia mierda. Como la Frasca, en castigo, le había dicho al Tinto que no cataría pelo hasta que no se vendiera jamelgo por encargo telemático, no tuvo más remedio que estudiar masketing financiero, pagar a un buscador novedoso, llamado Google, para tener algo de publicidad y rezar a Dios todos los días para aquello llegara a buen puerto.

No tardó en llegar el primer encargo, venía de los Estados Unidos de América, ¡toma del frasco, carrasco! Había que envíar 3 yeguas tordas, para que unos caballos machos americanos las preñaran, y así, crearan una nueva raza adaptada a las duras condiciones de los condados montañosos de Oregón. Resultó ser un éxito.

Después de aquel primer encargo llegaron muchos más y Yeguas Frasca se vió desbordada. Tinto, que ya por fin había catado carne, estaba que no cabía en si mismo. Endiscurriendo, pensó: "si vendo más yeguas la Frasca estará más contenta, y si  la Frasca está más contenta, entonces yo también lo estaré, ¡mecagüenlaleche!, ¡hay que reventar el mercado!"; los libros de masketing le habían lavado un pelín el coco a probre Tinto.

Pensó que exportando ejemplares caballares de dudoso pelaje se haría de oro en un periquete, y para cuando el mercado estaviera saturado, entonces, y sólo entonces, se retirarían, venderían el negocio a inversores foráneos, y a vivir que son dos días, como marqueses sin tener que dar el callo.

Empezaron a vender burras por yeguas, y se vendían como por ensalmo, porque los clientes compraban por si subian, y porque invertir en buena sangre era lo mejor para el campo, ni tractores ni maquinaría, yeguas Frasca y arreando y manta. Eso sí, con el tiempo algunos clientes empezaron a quejarse, aquellas yeguas eran borricas con galvana, que en vez de arar te daban una coz mitad de la entrepierna, ¡menuda mierda!

El negocio iba viento en popa, era momento de pedir préstamos al banco (ya habían aterrizado los buitres, transvestidos de bancos, al olor de la carroña), internacionalizar el negocio, y así, la sociedad pasó a llamarse Yeguas BSCH & Frasca, S.A. 

Llegó el año 2008 y los chinos habían conseguido un cruce del demónio. A precio de perros sarnosos vendían percherones que tiraban como tanques, comían como pajaritos esmirriosos, y encima tenían buena pinta, engañando hasta el más docto. El negoció empezó a ir mal, y menos de un año entró la ruína en casa, quedando Frasca y Tinto con deudas y más deudas; no pudiendo hacer frente a ellas, se presentó la suspensión de pagos y las yeguas del lugar, otroras famosas por su valía, pasaron a ser de 5º división. Una vez más, la avaricia rompió el saco, y la avaricia llenó de mierda el orinal de oro, que no era oro, era que brillaba y parecía oro.

Así que ya sabeis, ni todo lo que venden en internet es lo que dicen ser, ni a base de especular se gana de forma indefinida. Para eso no hace falta asistir a  lecciones de marketing, ni dirección de empresa, ni pollas en vinagre; y por eso he escrito esta tontá, para dedicársela con todo el cariño de mis huevos a un  empleado de banca, que ayer me puso la cabeza como un cencerro, queriendo venderme la moto, y mira que no tragué, pero el tío estaba entrenado, hasta que al final le dije:

- Mire usté, el banco para el que trabaja le ha vendido una mierda de negocio financiero a mis padres, con el cual han palmado la suma de 6000 € en un año; así que si quieren cambiarse de banco, cancelar el invento financiero que tan mal ha salido, pero ustedes han vendido como que era la ostia, o mearse aquí mismo, le pido, y se lo pido por favor, que les haga caso y deje de insitir, ¿o quiere que le cuente lo que le pasó a la yeguas Frasca?, o peor aún, ¿acaso prefieren que mañana mis progenitores  saquen todos los ahorros que tiene con su banco, y después los retire  yo, y después mi mujer y mis suegros, y así hasta que me salga de los huevos?, usted elige, caballero.

-No se ponga así, entiendo el enfado, simplemente me he explicado, veo que mal, por favor, no saquen los dineros del banco, ya veremos como hacer para que recuperen lo mermado. 

(Eso es lo que deberíamos hacer, sacar los dineros del banco, ¡ya les vale!).

- No le tomo el pelo, mañana escribiré lo que es, si a usted le apetece, puede leerlo en http://anapedraza.blogspot.com/

Me toca los cojones que vengan los econolistos, los banqueros y demás gentucilla, a vendernos que están muy mal los pobrecitos, y que somos unos desconsiderados, así que ya sabeis, si intentan pasarse, darles caña con la ironía, que funciona, ¡da lo mismo parecer cínicos, total, ellos son campeones del cinismo! 

Y que conste, que me da pena el empleado de banca, porque la culpa no es de él, él vende lo que le mandan sus jefes, pero no por eso me voy a callar siempre, ¿no os parece?

¡Buenas tardes!

Miguel Ángel de Móstoles










lunes, 7 de marzo de 2011

Sueños peligrosos, recurrentes... sueños, sueños son.

Estuvimos en el desfile de carnaval el pasado sábado. Claudia iba disfrazada de princesita (hay fotos en Facebook, en la cuenta de Ana).

Ana tomó la siguiente foto, la calidad es  regular, pero merece la pena porque el disfraz me  resulta muy logrado. Nuestro querido alcalde, Gallardón I, está más momia que faraón en estos momentos; Esperanza Aguirre ha salido del hospital con ganas de darle todavía más caña. 



El otro día soñé que  veía por un agujero una reunión a solas entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón. Al parecer, se llevan como el perro y el gato. No sé, a lo mejor sucede como con en esas parejas que se llevan muy mal, pero luego no pueden pasar el uno sin el otro, un misterio para mi que nunca entenderé: una relación que se quieren pero que no se soportan, ¿como se come eso?

Como nuestro querido alcalde nos ha empeñado por 50 años o más, con sus obras faraónicas (por cierto, estuvimos el domingo los 3 paseando por los alrededores del Vicente Calderón, y hay que reconocer que ha quedado muy bien), y el ayuntamiento, atrampado de por vida, con la caja vacía y llena de telarañas, con Zapatero que se niega a darle un céntimo, imagino que no le quedará más remedio que  mendigar a la sargento Aguirre caudales para pagar los intereses, así que el pobre alcalde habrá tenido que desplegar toda su mano "izquierda" para convencerla.

- Gallardón.- ¡Hola Esperanza!, ¡¡estás estupenda!!, cada día más guapa, hija mía, ¡cualquiera diría que tienes 40 años!, ¿tienes un minuto?

- Aguirre.- Hombreeeeeeee,  mi alcalde "favorito", pasa, pasa Albertito, contigo, precisamente, quería hablar.

- Gallardón.- ¿A sí?, bueno, ya sabes que tú y yo siempre nos entenderemos, ¿dime?

- Aguirre.- Como sé que me vas a pedir dinero, dinero que por cierto no tenemos, se me ha ocurrido un idea para sacárselo a Pepiño, ya que él y yo nos llevamos a partir un piñón; por cierto, creo que más te valdría hacerme un poquito más la pelota, porque ultimamente noto que no me echas tantos piropos, no sé, ¿acaso no me quieres... en el partido?

- Gallardón.- Bueno, bueno, ¡ya estamos!, a ver, ¿dime lo que estás pensando con el ministro Blanco?

- Aguirre.- Resulta que le he invitado a pasar el fin de semana en una mis posesiones.... ¡quise decir, en una de las posesiones de mi marido!, para hablar un poquito de la financiación del A.V.E. a Móstoles, para que los ciudadanos de esa magnífica ciudad conecten con la capital en 5 minutos, ellos se lo merecen. De paso, como los socialistas te tienen ganas, le diré a Pepiño que tú no tienes pensado presentarte a las próximas elecciones municipales y autonómicas, que aspiras a ser ministro con Rajoy, ¡si es que gana!; y le dejo caer que deseamos por el bien de España que ellos ganen el ayuntamiento de Madrid, y así, que se coman el marronazo que has dejado nene.

- Gallardón.- ¡Por encima de mi cadáver, político!

- Aguirre.- Vamos, vamos, no te pongas así, no seas vehemente, tú y yo sabemos que aspiras a algo más que a "quemarte" en el ayuntamiento, es lo mejor para ti. Mira, ven con tu familia el domingo y lo hablamos más tranquilamente.

 -------------------------------------------------------------

15 días antes de las elecciones municipales, los madrileños y muchos españoles están atónitos al leer en el periódico:

"Gallardón se presentará de nuevo al ayuntamiento de Madrid. No lo hará por el PP, partido en el que ha militado toda su vida, lo hará por el PSOE. "En Madrid me jubilaré, el PP no ha sabido escucharme", ha dicho en rueda de prensa...."

Y así, Galllardón perdió las elecciones....

 ---------------------------------------------------------------

Una camilla ha salido de uno de los quirófanos del Hospital Clínico de Madrid. Esperanza Aguirre ha sido intervenida de un cáncer de mama; convalenciente y aturdida, la llevan a su habitación. Más tarde, recibe la llamada telefónica e Alberto Ruiz-Gallardón, interesándose por ella.

- Esperanza Aguirre.- ¡Hola Alberto!, sí, sí, muy bien, estoy fenomenal, ¡con ganas de dar caña a todos esos sociatas! Por cierto, he soñado contigo.

- Alberto Ruiz-Gallardón.- JAAJAAAA, ¡eres tremenda!, bueno, no quiero preguntarte por el sueño, sólo deseo que descanses y te recuperes pronto.

- Esperanza Aguirre.- ¡Alberto, si era un sueño bueno, CASTO, pero bueno!, ¡gracias por llamar!, ¡UN BESO!

Con sonrisa maléfica, Esperanza Aguirre le dice a su marido, al conde Murillo:

- Esperanza Aguirre.- Cariño, he soñado que a Albertito lo fichaban los sociatas, y que perdía las elecciones, JAAAAJAAAAAAAAAAAAAAAAA, ¡qué bueno por Dios!, me tendré que dar más chutes de anestesia de vez en cuando, ¡me suben al cielo!, por cierto, ¿dónde coño está mi secretario?

- Conde Murillo.- Esperanza, ¡qué acabas de salir del quirófano!

A mi me parece, que estos dos ni con Loctite del bueno se quedan pegados, JAAAJAAAAA.

No sé si se me cruzó el sueño de Esperanza Aguirre con el mío, o me metí en el de ella, o eran los dos cubatas que me tomé por la noche después de carnaval y me sentarón mal, JAAAJAAAAA, ¡madre mía como están las cabezas!

Siento estar ausente de vuestros blogs, espero poco a poco volver a la rutina antigua, aquella que me dejaba más tiempo para la Blogsfera.

Miguel Ángel de Mòstoles

(¡¡Móstoles, capital de Madrid, y si no es Móstoles, que sea Vallekas!!)








jueves, 3 de marzo de 2011

A propósito de la desinformación y de las ocurrencias.

Para todos los amigos americanos de la Blogsfera, no sé si estais enterados de la última ocurrencia del Gobierno español para ahorrar en la factura energética. Imagino que sí. Han disminuido la  velocidad máxima en España de 120 a 110 Km/h, en aquellos lugares donde se cumpla esta regla de tráfico, y la aplicación de la ley será temporal, aunque no se puede predecir el tiempo que estará vigente.

Según ellos, se puede llegar a ahorrar una cantidad considerable, hablo de memoria, creo que del 15 %. Por mi formación técnico-tecnológica, digo con toda las consecuencias que eso es mentira.

Antes de continuar, y pensando que lo que muchos hacen no es motivo para que lo hagamos todos, y pensando que estamos llevando al planeta Tierra a un punto sin retorno, y pensando que después de nosotros vendrán otros, y pensando que no tienen por que soportar las consecuencias fruto de nuestros actos,  creo que cualquier medida de ahorro energético es  un acierto, bienvenida siempre, útil, y que la aplicación de ella hará un futuro mejor para nuestros descendientes. El petróleo se terminará, antes o después, le pese a quien le pese, y si no ha cambiado mucho la sociedad en la que vivimos, las pasaremos putas. 

Lo que sí me fastidia, es que quieran engañarnos. Nos engañan los políticos, nos engañan los medios de comunicación, que en este caso concreto, la nota de todos es MUY DEFICIENTE. Hubiera bastado que se hubieran ido al centro de F.P. más cercano, que hubieran preguntado a cualquier alumno,  para que cualquiera de ellos le hubiera dado un fundamento técnico del porqué eso no es así. No hacía falta recurrir a ninguna eminencia ni catedrático. La desinformación, o la información buscando solamente los fuegos de artificio y el máximo de lectores no es periodismo, es negocio puro y duro. Y por último, los culpables somos nosotros, por tragarnos todo lo que nos dicen.

La explicación en automoción, de si un coche, ya sea a gasolina o gas-oil (Diesel), consume hasta un 15 % menos a 110 Km/h que a 120 Km/h es muy sencilla. Lo primero que hay que hacer es acotar el parque automovilístico español, ya que no tiene nada que ver un motor de hace 20 años con un motor actual. Desde hace muchos años en España, todos los motores de gasolina son catalizados y a inyección, y los Diesel, por supuesto, también son catalizados, y son de inyección SIEMPRE, porque su arquitectura es así. Os voy a decir lo que verdaderamente gasta un coche, con uno o dos conductores a bordo, con una temperatura ambiente de unos 20 º y con el aire acondicionado desconectado.

a) Cuesta abajo: Un coche, cuesta abajo y sin pisar el acelerador, gasta exactamente lo mismo a 100 Km/h, a 110, a 120 o a 200. Gasta 0 Zapatero. No gasta absolutamente nada.

b) Llaneando: Aproximadamente, gasta en torno al 3 % más si se circular a 120 Km/h que a 110 Km/h. Una minucia.

c) Cuesta arriba. Aquí la cosas cambia, puede llegar a consumir hasta un 50 % más circulando a 120 Km/h que a 110 Km/h.


Hacer las cuentas vosotros mismos, imagino que todos llegareis a la misma conclusión: nos han querido volver a vender la moto. Alegando la crisis del petróleo, y viendo que la gente consumirá menos gasolina, que la inflación se disparará hacia arriba por la subida de todo, empezando por las materias primas, a algún iluminado de algún ministerio se le ha ocurrido la idea de intentar vender el caramelo de seguir comprando gasolina, pero gastando menos, para más o menos camuflar la mierda que hay debajo; además, con un claro afán recaudatorio con las multas que vendrán por superar los límites tan pírricos de velocidad máxima. La misión de Gobierno es explicar a sus ciudadanos la verdad, hacerse entender bien es poder, desinformar es cabrear.

No sé si alguna vez lo he dicho, cada día leo menos prensa, cada día veo menos T.V., y por lo menos, con mi venda vivo más feliz. He dicho esto, porque aunque he leído poco, he visto artículos de lo más chorras, hirientes, hipócritas, y me callo porque me pongo muy bruto. La culpa no es de los redactores y periodistas que escriben los artículos, es de sus jefes, que creen que la noticia bien redactada y documentada es una pérdida de tiempo.

El ahorro es algo que se debe inculcar desde la más tierna infancia, y es algo que debemos de practicar todos, y, más vale irnos preparando porque antes o después este modo de vida terminará. Ojalá lo que venga sea mejor.

Le digo al gobierno de Zapatero: "bien por las medidas de ahorro, muy mal por engañar, fatal por considerarnos gilipollas".

¡Buen ahorro a todos!

Miguel Ángel de Mòstoles









miércoles, 2 de marzo de 2011

El reconstituyente.

De verdad, que tengo menos forma física que un caracol con reuma. A mi me pasa como al perro flaco, que todo son pulgas. 

Estando así de hecho polvo, el otro día me arrastré hasta el herbolario, para ver si Dionisia María tenía algún brebaje, pomada, ungüento o cápsula que me devolviera el vigor perdido.

- Dueña de herbolario.- ¡Buenas tardes D. Miguel!, ¿como estamos hombre de Dios?

- Yo.- Hecho una mierda Dionisia María, no puedo ni con los gayumbos, no tiene más que verme.

- Dueña de herbolario.- ¿A ver si va a ser que usted es de esos que no se cansan para otras cosas? JAAAJAAAAAAA.

- Yo.- En eso le doy la razón señora, no me canso de ver, y mira que los repiten, los documentales de La Sexta de "Megaconstrucciones".

- Dueña de herbolario.-  ¡JUM!, bueno, nada, eso que le pasa es  por el estrés, que unido a la llegada de la primavera, a la mala alimentación, a que toda está patas arriba... pues eso, que esas cosas se "acumulan" en el cuerpo y trae lo que trae. Le podría mandar algún complemente vitamínico, pero no lo veo necesario, con tener algunos hábitos de vida más saludables verá como le abandona esa negatividad y flaqueza de fuerzas.

- Yo.- Estoy recordando un invento que se hacía mi abuelo para, decía él, dar fuerza. Mezclaba huevo crudo batido con leche condensada y brandy, le echaba un par de cucharas de azúcar, lo movia todo bien y luego se lo bebía. Yo lo probé una vez y me supo bien rico.

- Dueña de herbolario.- Eso es una bomba, pero si a su abuelo le funcionaba, ¿por qué no lo prueba?

- Yo.- Sí, lo voy a hacer. Bueno, ya que estoy aquí, deme las pildoras esas que me tomo para alargar el pito.

El caso es que llegué a casa y me puse a preparar el invento de mi abuelo. Cogí un cuenco bien grande y eché dos huevos crudos,  que a continuación batí. Leche condesada eché sin miramiento, ¡me encanta! Dos cucharadas de azúcar me parecieron pocas, ¡soy un goloso!, al final 4. Brandy no, no me gusta, así que pille la botella de pacharán y le eché un vaso entero. Aquella  papilla la batí durante más de un minuto con la batidora y resultó una papilla rica, rica, y con fundamento. Me la bebí de una sentada.

Al rato empecé a notar un calorcillo por las mejillas, y un poderío en mi cuerpo con una alegría  de espíritu de bajos y altos, ¡oye, una cosa!, vamos, que cogí a Ana mientras estaba llenando una lavadora y casi la monto encima de ese aparato de lujuria y perversión, porque no me dejó, ¡la jodía parece Sansón!, así que me tuve que ir a fregar los baños, porque estaba que me salía, ¡los dejé como los chorros del oro!, después, como tenía todavía más calor, me quité la camiseta y me puse delante de Ana, la cual me apartó porque estaba viendo el "Sálvame", ¡da igual!, ¡tenía tanta fuerza que me puse allí mismo a vacilar a Ana haciendo flexiones!; hice una, luego dos, ¡milagro porque llegué a tres!, y la cuarta, con el esfuerzo, mi cuerpo quiso echar aires por el tubo de escape, y salió con una fuerza atronadora que  movió mi pijama, y, ¡joder!, ¡mierda!, ¡al wc tuve que ir! 

Queridos todos, aquello resultó ser la purga de San Benito, ¡madre de la amor hermoso!, sí, sí, menuda limpieza me hizo, vamos, salió de dentro de mi todo el estrés acumulado, toda la mala leche, ¡coño!, ¡qué llené un cubo!, sí un cubo, porque Ana, la muy capulla, el agua me había cortado porque dice que allá donde cago lo dejo precintado, y no tuve más remedio que cogerme el cubo, uno que tengo con la cara de Zapatero en el fondo, que utilizo para fregar y demás aseos, y haceros a la idea hermosos, que la cara quedó tapada y yo más a feliz que un bebé con un regaliz.

Así que ya sabeis, los inventos de los abuelos se deben respetar, que si ellos ya lo hacían, por algo sería, y si ahora no lo hacemos, allá nosotros con nuestro cuerpo y luego no nos quejemos cuando nos abronquen por ser descastados.

Ya me contareis.

¡Besazos!

Miguel Ángel de Mòstoles