Óptica Calvo

jueves, 24 de febrero de 2011

Un momento histórico.

Yo tengo dos pensamientos, que aunque viniera Dios y me los negara, seguiría creyendo en ellos:

1º/ Todo tiene un límite, ABSOLUTAMENTE TODO.

2º/ Quien con fuego juega, antes o después, se QUEMA.

Le digo a Ana que estamos viviendo una etapa histórica en la Humanidad. Si, ojalá, mi hija o mis nietos llegan a estudiar historia, se acordarán de lo que vivieron sus padres o sus abuelos.

Lo que está pasando en el mundo árabe, no es ni más ni menos que la mecha de algo que, antes o después, barrerá nuestro querido planeta azul. Las causas que lo han provocado no disminuyen, al reves, aumentan, y la raiz, que es la AVARICIA humana, no sólo ha menguado, todo lo contrario, ha crecido tanto que ha secado todo lo que había alrededor, quitándoles el sol, robándoles los nutrientes con su  raiz,  haciéndose muy poderosa, y ahora, cuando ha venido la sequía, sólo ella es la que se mantiene en pié, porque a pesar de tener el control del estiércol, a la planta le ha entrado canguelo y se ha aplicado el dicho,  "yo el primero, y después también yo".

Debido a lo que está pasando en Libia, los especuladores, esos  a los que deberían enviar a la cárcel, y no el que roba un tomate por necesidad, han disparado los futuros del barril del petróleo brent, superando los 120 $ el barril. Me apuesto algo bueno que en España mañana la gasolina subirá de media 2 ó 3 céntimos de €. Dicen los escarabajos peloteros, esos que hacen bolas con la mierda, que como se extienda la revuelta por todos los paises árabes, como por ejemplo Arabia Saudita, el petróleo subirá tanto que entonces será la madre de todas la crisis y bla, bla, bla, bla. Ya estamos con la cantinela del colorario de la AVARICIA: como hay que mantener el sistema, cueste lo que cueste, cuando haya problemas hay que sacar a pasear el MIEDO.

Aún así, el mundo no se irá a la mierda porque creo en las personas, y sigo pensando que las buenas son mayoría sobre las malas. Puestos a ser malos, ¿alguien se ha parado a pensar que China, si le diera la gana, puede convertirse en el tirano de todo el planeta?, ¿alguien ha visto más allá del pensamiento puramente económico de los más de mil millones de chinos?, los chinos son un pueblo muy disciplinado, nosotros somos simplemente gilipollas. China tiene trillones de dólares, puede comprar paises enteros. Si los paises productores de petróleo se ponen chulos, y disparan el barril del petróleo, porque claro, como China gasta a lo bestia, al gobierno Chino se le puede hinchar los cojones y ordenar a todo su país que no gasten una mierda de combustible en toda una semana, y entonces veríamos como el precio del barril se hundiría, y si siguieran, esos paises quebrarían, y si se ponen chulos, los manda el ejercito y unos cuantos pepinazos atomicos y todos más callados que una piedra milenaria, ¿acaso vendría E.E.U.U., la U.E. o la O.N.U. a regañarles?, JAAJAAAAA, ¡qué pardillo quien lo crea!

¡Vale!, reconozco que es una exageración. El motor mundial es el dinero, y como el dinero se entiende con el dinero, al final se llegaría a un acuerdo: aquel  el que unos pocos de ambos bandos siguieran ganando dinero y más dinero; pero, todo tiene un límite, y se puede romper, y todo, a base de acercarle fuego, puede terminar por quemarse, y de una cerilla se prende una alfombra, y luego el sofá, y después el comedor entero, porque el DESENCANTO es un fuego perverso, que cuando arde, para apagarlo hacen falta más cosas que una manguera con agua y unos bomberos.

La dignidad humana no debería comprarse con dinero, no se vende, se trabaja para tenerla. La opresión se puede soportar, autoengañándonos con otras cosas, como seguridad, paz, prestigio, pero antes o después "vemos" más allá, por eso digo que todo tiene un límite.

Yo no quiero prosperar y tener más dinero, sólo quiero vivir, dejar vivir; pero cuando me tocan los huevos, soy de los que salto como un tigre, y ojalá lo hiciera más gente, y me da igual, lo que es injusto es injusto, miles de millones de personas en el mundo no pueden estar equivocadas, y miles de millones de personas en el mundo no podemos soportar lo que nos cientos de miles quieran imponer, ¿o acaso no tengo razón?

En esta ocasión los comentarios están cerrados, bastante crispado está todo, así que, a todos aquellos que les gustaría dejar una opinión, favorable, desfavorable, pasota o lo que sea, les propongo cambiar por una muestra de afecto con quien les dé la real gana; un comentario = un abrazo.

¡Besos!

Miguel Ángel de Móstoles

P.D. Estoy de puta madre, en serio.