Óptica Calvo

jueves, 20 de enero de 2011

El mal rato.

Hoy es viernes, y me apetece retomar mi faceta de abuelo cebolleta. Vale reirse de mi hasta decir "basta".

Resulta, que una vez a mi me salió sangre en el semen, y claro, ya os podeis imaginar, ¡me puse malo! Como sería, que me mareé y no perdí el conocimiendo por un pelo. Lo primero que me vino a la cabeza,  (ahora mismo, mientras escribo, es como si lo estuviera viendo), fue: "¡tan joven y ya con problemas de próstata!"

A mis padres no les dije nada. No deseaba alarmarlos, y además, a ver, es meridiano, ¿cómo explicas a tu madre que te has tenido una eyaculacion con sangre? Como no tenía internet en casa, lo primero que se me ocurrió fue irme a la biblioteca a buscar algo, y como no entendía ni papa en los libros de medicina, al final llamé al ambulatorio y pedí cita.

Al día siguiente me presenté en el médico. Le expliqué lo que me había pasado, él sonrió, ¡maldita la gracia, no te jode!, y al final, mi buen Dr. Capilla, sentenció:

"Tenemos que hacerte una exploración. Te cito mañana en enfermería, ¿te viene bien a las 16:30?, te harán una revisión y veremos lo que es. No tienes que darle vueltas al asunto, a veces pasa, se rompe algún pequeño capilar, no creo que sea próstata, ¡con 31 años!"

Al día siguiente estaba como un clavo puntual. Me llamaron a las 16:40, era la misma enfermera que me estuvo pinchando y curando cuando tuve el accidente de moto. 

-Enfermera.-  ¡Hola!, ¡te veo muy bien!, a veces me acuerdo de ti, pobrecito, con las dos muletas y todo lleno de dolores. 

- Yo.- ¡Hola!, ¡muchas gracias!, bueno, no sé si te enteraste, resulta que tenía el tobillo roto por dos sítios, ¡uff!, no he quedado cojo de milagro; me molesta a días, pero ya puedo correr.

- Enfermera.- A ver, veamos - mientras leía, el semblante le empezó a cambiar - ¡uy!, ¡jamás hubiera imagino que fuera por algo así tu visita! Ya nos conocemos, así que tú no te pongas nervioso. Te debo de hacer un tacto rectal, para ver si tienes la próstata inflamada. Voy un momento al cuarto de al lado, tengo que coger una cosa, tú, mientras tanto, te quitas los pantalones y los calzoncillos, te lavas bien el culete en el servicio, y te subes a esa camilla, poniendo el culo en pompa.

Hice lo que me dijo, me subí a la camilla y puse el culo mirando a la puerta del despacho. Lo primero que me vino a la mente fue:

"¡Verás tú como ahora entra alguien!".

No sé el tiempo que llevaría así, el caso es que a mi se me hizo eterno hasta que regresó mi amiga, la enfermera.

- Enfermera.- Relájate, si te pones tenso te haré daño, venga, que es un momentito de nada.

- Yo.- ¡Joder!, ¡a ti te querría ver yo como estoy ahora!

- Enfermera.- Naaa, venga, no es naaaaaaaaaaa - ¡mecagúenlaleche, el daño que me hizo! - a ver, ummmm, esto no está inflamado, está bien. Bájate de la camilla, ponte de pié, y, ¡por favor!, ahora sí que no debes de ponerte NADA nervioso.

- Yo.- ¡Ay!, ¡me estoy poniento todavía más!

- Enfermera.- Te voy a tomar una muestra con una torunda.

¡Mecagüendié!, pues no va y saca de una embalaje de plástico una especie de tubo muy fino, metálico, apuntándome, y, ¡encima!, va y dice:

- Enfermera.- ¡Tranquilo!, te tengo que meter TODA la torunda por la uretra, ¡no pasa nada!, es para recoger una muestra.-

¡Qué horror!, se me metió el pito para dentro, aquello parecía un ombligo, ¡cuando me empotré con la moto contra un tractor no lo pasé tan mal!

Me tuvo que dar un guantazo porque estaba histérico. Al final metió aquello por donde pretendía, y vamos, me hizo la gracia padre; desde entonces, entiendo a las mujeres cuando van al ginecólogo.

Después tuve encima que esperar una hora más, ya que tenían que analizarla. Mientras esperaba, me tomé dos Coca Colas y una tableta de chocolate para calmar mis nervios.

Con el resultado, mi amiga la enfermera, me tranquilizó.

- Enfermera.- No tienes nada, ¡nada de nada!, así que estate tranquilo; por cierto, ¿qué estas haciendo cuando te salió sangre en el semen?

- Yo.- EJEM, ¿eso es importante?

- Enfermera.- No, es sólo curiosidad. Te lo pregunto porque ya sé lo que estabas haciendo; aunque tenga tu edad, yo ya he visto de todo, ¡estamos de vuelta Miguel Ángel!

- Yo.- ¡Una paja, joder!

- Enfermera.- JAJAAAJAAAA, ¡lo sabía!, además, ¡acabo de ganar gracias a ti una apuesta!, sí, me había apostado con mis compañeras a que era eso.

¿Vosotros la hubiérais matado?, yo lo pensé. Al final, lo único que se ocurrió decir fue:

- Yo.- Bueno, pues ya que has ganado, por lo menos invítame a algo.

- Enfermera.- JAJAAAAAAAA, ¡ay!, ¡¡hombres!!

- Yo.- Con todo el respeto, eres una cabrona.

- Enfermera.- ¡Ay!, ¡¡semental!!

Muy mal, ¡uffff!, me ha subido la temperatura corporal recordándolo, ¡desde luego, lo qué no me haya pasado a mi!

Además, todavía sigo dándole vueltas lo que quiso decir cuando dijo: "semental", ¿a qué se referiría?, ¿me podeis ayudar?

Pobrecito de mi, me siento como el torero de la canción de Marisol.



¡Con Dios!

Miguelín (hoy estoy muy mimoso)

etiquetas: ,



28 comentarios:

  1. jajajaa, muy mal rato, desde luego, jajajjaa, ahí pasándolo mal con 31 tacos jajajaja, me meo.

    Ayer me pasé pero no me dejhaba poner comentarios.

    ResponderEliminar
  2. buenooooo Miguelinnnn, si que te pasa de todo,sí, y encima con una conocida,que supongo que siempre da mas apuro no??

    Un poco cabronceta si fue,aunque graciosa jajaja

    ResponderEliminar
  3. Ojalá fuera tan diver ir al médico, y más aún que te hagan una analítica de esa índole, (ya les vale). Y después afortunadamente para nada, jolín y el mal rato eh!! uffff. Tiene guasa la cosas.

    Gracias por hacerme reír que hoy me viene genial.


    Abrazotes Miguel!!

    ResponderEliminar
  4. Ay mi Miguelin que está mimoso y echando de menos sus "experiencias con las enfermeras "toca pelotas" jaja.......
    Luego me dices que no te llame abuelo cebolleta...pero si eres un auténtico contador de historias...jaja Un beso y no entraré en detalles de lo que pienso....

    ResponderEliminar
  5. Jejeje, ¡solo le quedaba por meterte algo en la tráquea, y hubiese sido un completito, eh, Miguelin el mimosin! ;D
    Au, pupa sana, culito de rana, jejeje
    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION
    ANAPEDRAZA

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  7. Me muerooooooooooooooo! Nooooooooooooo!
    Que situación mas pero mas incomoda!!!!!
    Y la enfermera, yo me muero de vergüenza! Si la conozco salgo corriendo!
    Pero vos sos un genio! Le contaste todo!!!!!
    Yo no hubiera podido...

    ResponderEliminar
  8. jajajaja si yo te contará me he sentido muy identificada con esto ajajajaj
    mil situaciones asi he vivido yo. besitos

    ResponderEliminar
  9. ¡Mierda de Blogger, y yo me quejaba de iEspaña!, 10 minutos contestando y se borra!!!!!!!!!!!!

    Bueno, como me he cabreado, deciros que la enfermera no era amiga mía. Me estuvo tratando meses atrás por el accidente de tráfico que tuve.

    Eso sí, ¡¡MUCHAS GRACIAS A TODOS, a DIDAC VALMÓN, CONXA, ROSANA MARTÍ, WINNIE, EMYTECUENTO, JOSÉ RAMÓN SANTANA VÁZQUEZ, CARLA KOWALSKY y ANIÑA!!

    Miguel

    ResponderEliminar
  10. Que cabrona la enfermera de apostar y todo ya se puede suponer que si sale semen con sangre y lo has visto es por eso no hace falta montar una fiesta para sacar conclusiones digo yo. En fin estos momentos vergonzosos nos han ocurrido a todos no estás solo, lo bueno es después una vez pasado el trauma tomártelo a cachondeo.

    Besoootes bonito.

    ResponderEliminar
  11. Juasssssssssssssssssssssssssssss
    Juasssssssssssssssssssssssssssss
    Juasssssssssssssssssssssssssssss

    Y es que...

    Desde luego lo que no te pase a ti...

    Jajajajajajajajajaja

    Bueno eso que ya me has alegrado el día, y mira que últimamente es difícil conseguirlo (he estado mu chunga, por eso no venia por aquí)

    Un tribeso de año nuevo, que ni tiempo tuve para dároslo en su momento.

    Marta.

    ResponderEliminar
  12. jaj por dios, cari, me duele ya por delante y por detrás, eh... eres una máquina sexual, ¡hasta pajeandote! jaja


    Bezos.

    ResponderEliminar
  13. En realidad, no querría decir la enfermera "amiga"(para que quieres enemigas...
    -Miguel, sé-mental, piensa las cosas jajajaja
    Así que Siervo de Onán...y a mucha honra.
    Espero no toparme con tu amiga la enfermera. Caray...haciendo apuestas...
    Mujeres!!!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Hola amigo,pues el relato más que gracias me produce estremudecimiento y solidaridad en la distancia eso ...siempre....
    Pasa buen viernes,mucho cuídado,besos variados.

    ResponderEliminar
  15. Una amiga que estudió enfermería, le tocó hacer prácticas en el hospital en la planta de urología (o pitolandia) y decía que los hombres erais unos quejicas con las sondas y esas cosas...De todas formas lo del tacto rectal debió ser algo bastante vergonzoso, a mí tu entrada, aunque soy mujer, me ha producido más compasión que risa. Un saludo
    Tanis

    ResponderEliminar
  16. NÉCTAR DE LLUVIA:

    ¡Hola guapetona!

    ¡Ahí está!, lo mejor es tomáselo a cachondeo, porque, mirándolo bien, tampoco hay que hacer una montaña de un grano de arena.

    ¡Un besazo!

    UNA SOÑADORA MÁS:

    ¡Hola Marta!

    ¡JODER!, ¡¡bienvenida!!

    Ya me contarás que te ha pasado.

    ¡Un besazo!

    THIAGO:

    JAAJAAAAAAAA!!!!, ¡ANDA!, oye, que lo mismo te pasa a ti algún día.

    ¡Un abrazo!

    CALVARIAN:

    JAJAAAAAAA!!!!!! recuerdas la canción de Chenoa que dice:

    "cuando tu vas, yo vuelvo de allí, cuando yo vuelvo, tú todavía estás allí", ¡nos pueden!

    ¡Un fuerte abrazo!

    DON VITO:

    ¡Hola Don Vito!

    JAAJAAA, ¡gracias por la solidaridad!

    ¡Un abrazo!

    TANIS:

    ¡Hola Tanis!

    Bueno, que eso ya pasó, que ahora toca reirse.

    Es verdad que los hombres somos un quejicas, que le vamos a hacer.

    ¡Un besazo!

    Miguel

    ResponderEliminar
  17. Me ha dolido hasta en el carnet de identidad, bufffffff, pero bueno, a cambio me llevo una buena dosis de risas, jajajja. Ahora te daré un consejillo, jajaja, si pasara o pasase otra vez, Dios no quiera ni pretenda, no digas que estabas en pleno acto onanista, dí que estabas en un centro de donaciones anónimas, mientras llenabas tu cuarta lechera.
    Con Dios, o si se presta, con el Diablo!

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola Josep!

    JAAAJAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!

    ¡VALE! (gracias, es que uno es un poco tonto)

    ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado el relato..muy bueno... jjajaja...

    Paso a darte las buenas noches y desearte un buen fin de semana... besotes

    ResponderEliminar
  20. Un fin de semana más me tienes paseando entre tus cosas. Siempre geniales. Buen weekend.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. BALOVEGA:

    ¡Hola Balovega!

    MUCHAS GRACIAS.

    ¡Igualmente!

    ¡Un beso!

    LA SONRISA DE HIPERIÓN.

    Y sabes que me das una alegría con tu vista, ¡Muchas gracias!


    ¡Igualmente para ti, un fuerte abrazo!

    MIGUEL

    ResponderEliminar
  22. Miguelito, lo que no te pase a tí...
    Eres un caso.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. ¿que tal aspecto tenia la enfermera?...
    Pudieras haberlo titulado, confesiones a una enfermera..

    ResponderEliminar
  24. QUE ENFERMERA??? QUE ESTARIAS HACIENDO CUANDO TE SALIO EL SEMEN CREO QUE ESA PREGUNTO SOBRABA PERO QUE DIRECTA... ESPERO TODO ESTE BIEN BESITOS.

    ResponderEliminar
  25. Ay!... Sin tener "ombligo" me duele sólo imaginar lo de la torunda... Ja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. LOLA MARINÉ:

    ¡Hola Lola!

    Yo nací con un letrero en mitad de la frente, que dice:

    "nasio pa ser pardillo"

    JAAAJAAAAAA

    ¡Un besazo!

    TEMUJIN:

    ¡Hola mocetón!

    Normal, eso sí, muy simpática.

    ¡Un fortísimo abrazo!

    ARIADNA:

    ¡Hola Ariadna!

    Yoooooo, partiendo una nueces, lo que pasa es que uno es muy patoso, JAAAJAAAAAAAA

    ¡Un besazo muy grande!

    MAR:

    ¡Hola Mar!

    JAAAJAAAAA!!!!!!!!!! no más palabras!!!

    ¡Un besazo!

    Miguel

    ResponderEliminar
  27. Contigo, ya van tres tíos que me cuentan lo de que les ha salido alguna vez sangre con el semen y efectivamente, los tres estabáis hacinendo lo mismo :))) A ver si os lo hacéis con menos ganas :)))) jajaja.

    ResponderEliminar
  28. JAJAAAAAA, ¡me has dejado sin argunentos!

    ¡Un beso!

    Miguel

    ResponderEliminar

Por favor, educación ante todo. Gracias.