Óptica Calvo

lunes, 27 de septiembre de 2010

Mal día para haber elegido fabada.

¡PRRRRRRRRR!, ¡uffff!, ¡malditos gases!, ¡joder!, parece que me hubiera cagado, ¡estoy podrido por dentro! 

No tengo mesura con la comida, me pasa como en el sexo, o como  con el pacharán, siempre me excedo, mira que hoy me había propuesto comer sólo un plato del menú, y sí, lo he cumplido,  ¡a medias!, sólo he comido el primero, que era fabada, pero he repetido. ¡PRRRRRRTZZZZZ!, ¡hala, otra vez me he cagado encima!, ¡me voy corriendo al ascensor, y me encierro en el despacho!, ahí podré cagarme a gusto y desabrocharme el pantalón.

Nuestro hombre se ha metido en el ascensor, y pulsa el botón pertinente. Es un ascensor muy pequeño, para sólo dos personas, que sube desde el recibidor del ministerio hasta el despacho. Lo construyeron hace 10 años, ha funcionado sin problemas hasta la fecha. Él, y las personas que le antecedieron, siempre han querido cambiarlo introduciendo una partida de gastos extra, pero si no era por una cosa, era por otra, y ahí sigue, el ascensor original, subiendo y bajando prebostes, ¡cuantas cosas descubriríamos si sus paredes hablaran!

¡Me cago encima!, ¡maldita sea!, ¡aquí en el ascensor nooooo!, ¡¡PRRRRRRZZZZZZZ!!, ¡og, Diossssss!, a ver si llego de una vez..... ¡ehhhhhh!, ¿qué coño pasa?, ¡se ha parado el ascensor!

¡Calma Gumersindo!, respira, ¡aggg!, ¡que pestazo de mis propias trispas!, intentaré no peerme más, aunque los malditos gases me están perforando la tripa.

¡Venga Gumersindo!, aprieta el botón de alarma y espera, aprieta, ¡no funciona!, ¡mecagüenmimadre!, ¡mañana pongo en la puta calle al Jefe de Mantenimiento!, ¡¡SOCORRO!!, ¡SAQUENME DE AQUÍ!, ¡SOCORRO!

Han pasado 3  minutos, 10 pedos han salido por el culo del ministro, el aire se hace irrespirable, ¡es una tortura!, siente que se ahoga, que se axfisia, se deshace el nudo de la corbata, ¡está empapado por el sudor!, ¡y por la peste de sus pedos!, golpea con fuerza la puerta, grita, nadie responde, ¿dónde están todos?

Se ha sentado en el suelo del elevador, se ha quitado la chaqueta, tiene el gesto desencajado, no consigue controlar sus esfínteres, los dos platos de fabada gasean a intervalos regulares aquel espacio tan pequeño...

¡¡SOCORRO!!,  ¡por el amor de Dios!

Alguién, ¡por fin!,  escucha al otro lado... son dos empleadas de la limpieza.

- Carmen, ¿no oyes voces?

- No, estoy en mis pensamientos.

- Escucha, viene del ascensor.

- Es verdad, hay alguien encerrado, ¡rápido, vamos a llamar a seguridad!

El guardia de seguridad ha subido ráudo, descubre que el ministro está encerrado, decide hablarle para calmarle, mientras habla, pulsa el botón de bomberos de la pared, es la única solución, el país está en huelga general y no hay empleados del ministerio que puedan abrir el ascensor privado del susodicho.

- No se preocupe Don Gumersindo, he llamado a la central para que avisen a los bomberos, espero que no tarden. No hay nadie en mantenimiento, recuerde que hoy es 29 y hay huelga general, no le puedo abrir  yo porque no tengo las llaves, tampoco sé como, ¿me oye?

Desplomado, sin sentido, oye voces a lo lejos, pero no entiende el mensaje. Sus ojos dejan de ver la vida real, entra en otro estadio, hay una luz blanca, al principio con más brillo, luego se va apagando, por la mente pasan fragmentos de su vida, ¡parece una película!, un fotograma es una representación de cuando era niño, reconoce la voz de su madre, le increpa:

Gumersindo, hijo, no comas tantos garbanzos, ¡no ves que luego te vas por la pata abajo!, algún día te morirás en tu propia mierda.

Han pasado 15 minutos, llegan los bomberos. El guardia de seguridad les abronca.

- ¿Como han tardado tanto?, ¡Don Gumersindo está encerrado!

Han venido la mitad del retén de los bomberos, son los servicios mínimos por la huelga general.

- ¡Cállese, haga el favor!, a ver, ¿dónde está el ascensor?

El guardia les lleva y espera, junto con las empleadas de la limpieza; los bomberos hacen su labor  con celeridad, en poco tiempo han podido abrir la puerta y bajar a mano la caja del ascensor. Cuando llega a planta, ven a un hombre caído, sin sentido, mientras un terrible olor se expande por  toda la sala, tan apestoso es que provoca vómitos en algunos, ¡es nauseabuendo!

- ¡Se ha muerto y ya se está pudriendo!

- ¡JAAAAAJAAA!, lo que ha ocurrido es que casi se muere en sus propios pedos.

Gumersindo pudo vivir para contarlo, pero su culo y sus pedos dieron la vuelta al mundo.

Al día siguiente, en unos de los periódicos de la oposión al gobierno, se leía:

"Gumersindo Afloja La-Mosca, Ministro del Gobierno, ha sufriendo en sus propias carnes la mala política de su partido, estando encerrado durante 20 minutos en su ascensor particular del ministerio, por no haber nadie de mantenimiento debido a la huelga general del 29-S. Gracias a la nefasta política del partido que nos des-gobierna, casi muere, y encima, ¡el tío guarro!, ha resultado ser un flojo de culo que se le van los pedos a la más mínima. La portavoz de la oposición ha dado una rueda de prensa al respecto, argumentando que el ministro Gumersindo debe dimitir inmediatamente, poniendo su cargo a disposición del gobierno, y, por supuesto, vetándole entrar en espacio público para no gasear a los allí presentes. Gumersindo ha respondido a la ministra que todo el mundo se tira cuescos algunas vez, y que tire la primera piedra quien no haya tenido problemas estomacales por fermentación no deseada de la comida ingerida....".

A mi me pasa como a Gumersindo, estoy pocho por dentro y mis gases interiores tienen tendencia a salir en demasía. Como esto siga así, me veo como el ministro: despedido de sus funciones (tengo muy hartita a Ana).

Por cierto, imaginaros la tortura que hubiera sido para el pobre Gumersindo si, a parte de tener que aguantar sus propios gases nocivos, tener encima que soportar ésta, ésta, bueno, lo que sea, que el otro día la  escuché por accidente  y me puso de los nervios (no la soporto), aunque me sirvió de inspiración para el post.




Pues nada, ¡feliz lunes!

Miguel




22 comentarios:

  1. Jajajaaja que bueno dios mio...se te ocurren unas historias realmente fantasticas amigo...buen dia...

    ResponderEliminar
  2. Ainsssss ... Que claustrofobia en ciernes!!! lol

    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. Miguellllllllllllllllllllllllllllllll...ayer comí fabada...juasssss,pero no me pasó lo que al ministro.jejejeje.Eres un crack Miguel,tu acabas cómo Florentino Fernández haciendo "Tonterías las justas"
    Je,je,je...cuidadín con los gases,son explosivos,ni se te ocurra encender un mecheroooooooooo
    Besotes...mis actualizaciones sin salir

    ResponderEliminar
  4. jaja Me has creado un mal cuerpo que no se lo salta ungitano!!! joder joder...¿qué tienes tú con este tema? jaja Un beso sin olores

    ResponderEliminar
  5. No hay NADA peor que los gases ;-)
    Un beso y feliz semana!

    ResponderEliminar
  6. ...jajajaja ....Vaya ministro chusquero. Es buenisimo y real como la vida misma. he disfrutado y me ha encantado. Una carcajada para este inicio de semana.
    Un beso
    Por cierto el blogger va de pena ultimamente,¡ vaya mierda!

    ResponderEliminar
  7. uffff cómo huele!!! jajajajaja
    eres un crack!!

    Un besoooo!!!

    ResponderEliminar
  8. De solo imaginar el olor, me da náueas! Jajajaja!!
    Tu inspiración siempre se inclina a lo escatológico, jajajaja!!

    GRACIAS POR TU APRECIADA VISITA!

    BESOTES LUNEROS!!

    ResponderEliminar
  9. pero lo escrito por ti es estupende que no se den muchos pedos en el ascensor
    madre mia que oolorr puf

    ResponderEliminar
  10. Eres la bomba Miguel,ja,ja,ja.
    Eso te pasa por no comer autenticas fabes asturianas.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Cari, yo no sé, pero deberias sacar alguna moraleja de tu propia historia... No sé si tienes ascensor en casa, pero imagina que un día te quedas encerrado...¡en tu propia cama!, jajsuene surrealista y lo es, pero igual puedes estar soñando que estás en un ascensor... y puf.... No sé, no me extraña que Ana te esté todo el día diciendo que no seas guarro, jaaja


    Bezos.

    ResponderEliminar
  12. Genial Miguel! Muy gracioso! Espero que nunca nos pase esa situación!

    ResponderEliminar
  13. ALIJODOS:

    ¡Hola Alijodos!

    JAAJAAAA!!! ¡Muchas gracias!, cuidadito con lo que se come, que mira lo que le pasó al ministro, JAAAA!!!

    ¡Un abrazo!

    CELEBES2:

    ¡Hola Celebes!

    JAAJAAAAAA!!! bueno, que en un ascensor también pueden pasar cosas más agradables ;)

    ¡Un fuerte abrazo!

    MORGANA:

    ¡Hola Morgana!

    JAAAJAAAA!!! ,¿has visto como es la llama de un pedo?, JAAAJAA!!! yo sí, parece un soplete.

    Ains, fabada, ¡que rica!

    ¡Un besazo!

    WINNIE:

    ¡Hola Winnie!

    ¡PERO BUENO!, son cosas fisiológicas, de lo más normales, caga el papa, caga el rey, y caga todo el mundo, pues lo mismo en pedos ;)

    ¡Un besazo!

    MCARMEN:

    ¡Hola Mª Carmen!

    ¡JO!, además que sí, ¡un horror!

    ¡Un besazo!

    Mª JOSÉ MORENO:

    ¡Hola Mª José!

    JAAAAAAA!!!! pobrecillo!!!, JAAAAAA!!! no se puede abusar, que luego pasa lo que pasa, JAAAA!!!

    Va mu lento, ¿verdad?

    ¡Un besazo!

    SENSACIONES:

    ¡Hola Sensaciones!

    JAAAAAA!!!!!! anda, que el día que inventen los blogs con olor, JAAAAAAA!!!!

    ¡Un besazo!

    STANLEY KOWALSKY:

    ¡Hola Stanley!

    JAAAAAA!!! porque soy un guarro!!! JAAAAA!!!

    ¡Otro muy grande para ti!

    SOY YO - MILTHON:

    JAAAA!!! ¡Hola Milthon!

    A cualquiera le puede pasar!

    ¡Muchas gracias por la visita!

    EURICE:

    ¡Hola Eurice!

    JAAAAAAA!!!! las he comído, y no veas después que metralladora, JAAAAA!!! soy yo, que no regulo bien por dentro.

    ¡Un besazo!

    THIAGO:

    ¡Hola Thiago!

    JAAJAAAAAA!!!!! no te digo naaaa, que hay sítios que no son el ascensor y te pueden provocar problemas, el coche, el baño, si yo te contara.....

    ¡Un fortísimo abrazo!

    CARLA (Taller Kapasulino)

    ¡Hola Carla!

    JAAAAAA!!! ¡muchas gracias!, lo importante es que te haya hecho sonreir.

    ¡Un besazo!

    Miguel

    ResponderEliminar
  14. Que bueno!!!!
    Me has dejado mal vientre. Escatologic-man al ataque.
    Mira que si has descubierto otro filón para los psicólogos...
    El síndrome Calustro-fobico-pedico jejeje
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Mira que me cuesta imaginarme a un ministro de este Des-gobierno en un ascensor de 10 años, porque lo primero que hacen es cambiarlo todo, todo y todo, hasta las señoras de la limpieza están a dedo y son del partido Des-gobernante, jajaj, pero en fin, si tu lo dices...

    No sería que el hombre se cagó por la pata abajo de ver la que nos está liando el des-gobierno, los ex-sindicalistas y todos los que a su alrededor estan dando la matraca, jaajajja

    Un beso cielo y controla los gases por tus pobres niñas, jajaja

    ResponderEliminar
  16. No sabia que los ministros se tirasen pedos, se les ve tan finos. Si las alubias se cuecen a fuego lento, no producen flatulencias.
    Una pregunta me viene a la cabeza...¿las ministras también se tiran "cuescos"? yo creo que no, no me imagino a Bibi tirándose un sonoro pedo y diciendo a voces... ¡¡¡¡Ahi va esto...!!! ¡¡¡Que "semos" iguales.."
    Muy buena entrada.

    ResponderEliminar
  17. CALVARIAN:

    ¡Hola Calvarian!

    JAAAAAAAA!!!!!!! pues quiero derechos de autooooooorrr!!!

    ¡Un abrazo!

    ALEX:

    ¡Hola Alex!

    JAAJAAAAA!!!! mis pobres niñas bastante tienen ya, además, que no veas lo MAL QUE HUELE las plastas que echa Claudia; quien lo pasa mal es Ana, ¡ay pobre!

    Y con respecto al Gobierno, mejor hablamos del tiempo, ¡porque me enciende!

    ¡Un abrazo!

    TEMUJIN:

    ¡Homa Temujín!

    JAAAAAAA!!! pues no sé, pero imagino que pedos se tirará, y algunos bien sonoros, se pee el rey, se pee el Papa de Roma, desde el más pobre al más rico, incluso los "fisnos".

    Estamos de acuerdo, que siendo buenas alubias, y cocinadas como deben de ser, general pocos gases (yo es que soy de fermentación estomacal fácil).

    ¡Un abrazo!

    Miguel

    ResponderEliminar
  18. jajajajajja que brutico eres!!!

    Muy bueno el enredo de hoy!!

    Yo tengo prohibido comer legumbres y justo por lo contrario que gumersindo!!!

    ResponderEliminar
  19. Ehhh que yo no he sido...
    jajajaj

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. CONXA:

    ¡Hola Conxa!

    JAAJAAAAAAA!!!! con lo buenísimas que están!!! A mi me encantan, pero me producen gases nocivos ;)

    ¡Un besazo!

    LA SONRISA DE HIPERIÓN.

    JAAAAA!!!!! Siiiiiiiiiii, que te hemos visto!!!

    ¡Un fuerte abrazo!

    Miguel

    ResponderEliminar
  21. Los gases son muy suyos.. a veces no quieren salir..

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola Jordi!

    JAAAAAAA!!!!! y no veas que dolores provocan!!!

    ¡Un abrazo!

    Miguel

    ResponderEliminar

Por favor, educación ante todo. Gracias.